Nuevo

Sello de Shemá, siervo de Jereboam

Sello de Shemá, siervo de Jereboam


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Noticias de arqueología: baratija de arcilla vendida en el mercado verificado como sello del rey Jeroboam II de la Biblia

Enlace copiado

El antiguo estanque de Siloé: cómo descubrieron los arqueólogos el sitio

Cuando se suscriba, utilizaremos la información que proporcione para enviarle estos boletines. A veces, incluirán recomendaciones para otros boletines o servicios relacionados que ofrecemos. Nuestro Aviso de privacidad explica más sobre cómo usamos sus datos y sus derechos. Puede darse de baja en cualquier momento.

El tesoro arqueológico fue comprado por el profesor Yuval Goren de la Universidad Ben Gurion en Beersheba, Israel, quien compró el sello a un comerciante beduino a un precio de ganga de solo 10 shekels israelíes (& pound2.29). El profesor Goren estaba intrigado por la impresión del sello de un león rugiente y una escritura antigua que lleva la palabra "l'Shema" o "escuchar". Desde entonces, los expertos han fechado el sello, también conocido como bulla, en la Edad del Hierro, hace unos 2.300 años.

Tendencias

Aún más increíble, el sello parece contener la escritura más antigua conocida en un sello encontrado en Israel.

Debido al precio sospechosamente barato del sello, el profesor Goren sospechó que podría haber sido un artefacto falso.

Pero un esfuerzo dirigido por la Universidad Ben Gurion, el Servicio Geológico de Jerusalén y la Autoridad de Antigüedades de Israel ha fechado el objeto en el siglo VIII a. C.

El sello mide 23,4 por 19,3 mm, y el sello interior mide aproximadamente 20 por 15 mm.

Noticias de arqueología: este antiguo sello perteneció al rey bíblico Jeroboam II (Imagen: GETTY / Dani Machlis / Universidad Ben Gurion)

Noticias de arqueología: el sello se vendió en un mercado beduino en Beersheba, Israel (Imagen: GETTY)

LEE MAS

Las pruebas de laboratorio de la composición del sello han determinado que el suelo utilizado en su fabricación probablemente se originó en la Baja Galilea y los valles de Jezreel y Beit She'an.

El sello se selló con una tela de lino y luego se encendió aproximadamente a 750ºC.

El profesor Goren dijo: "Esta bulla es una de las más antiguas, si no la más antigua, de las bullas inscritas en la tierra de Israel".

Y aunque la inscripción del sello solo se ha conservado parcialmente, tiene una sorprendente similitud con un sello descubierto en 1904 en la antigua ciudad de Meguido.

Arqueología: las mayores maravillas arqueológicas de Israel trazadas (Imagen: EXPRESS)

El sello de Meguido también lleva la impresión de un león y una inscripción que dice "l'Shema eved Yerov'am".

La escritura paleo-hebrea se lee como "Perteneciente a Shemá, el siervo / ministro de Jeroboam".

Jeroboam II fue un rey del norte de Israel del siglo VIII cuyo reinado, según algunas estimaciones, cayó entre 788 y 748 a. C.

Sus características nombradas en el Libro de los Reyes, el Libro de las Crónicas, el Libro de Oseas y el Libro de Amós del Antiguo Testamento.

Noticias de arqueología: Beersheba se encuentra en el desierto de Negev, en el sur de Israel (Imagen: GETTY)

Noticias de arqueología: descubrimientos innovadores trazados (Imagen: EXPRESS)

LEE MAS

En 2 Reyes 14 de la Biblia se nombra a Jeroboam como el hijo de Joás, rey de Israel.

La escritura dice: "Los demás hechos que hizo Joás, y su poderío, y cómo peleó con Amasías rey de Judá, ¿no están escritos en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?

"Y durmió Joás con sus padres, y fue sepultado en Samaria con los reyes de Israel, y reinó en su lugar Jeroboam su hijo".

Desde entonces, el profesor Goren entregó el sello a la Autoridad de Antigüedades de Israel para que sea enterrado en el Museo de Israel.

Y aunque es raro, los arqueólogos han estado descubriendo sellos y artefactos similares vinculados a figuras prominentes de la Biblia.

Artículos relacionados

En 2015, por ejemplo, una excavación en Ofel de Jerusalén descubrió un sello de arcilla que pertenecía al rey bíblico Ezequías.

Ezequías, hijo de Acaz, fue el decimotercer rey de Judá que gobernó entre los siglos VIII y VII a. C.


& # 160 & # 160 Paul W. Manuel

Los historiadores han rastreado el arte glíptico (grabado o tallado de sellos o gemas) en el Antiguo Cercano Oriente hasta el cuarto milenio antes de Cristo. Cuando faltan otras fuentes, el medio de estos sellos revela mucho sobre la gente del pasado y proporciona información invaluable sobre su pensamiento en desarrollo: cómo se vestían, cómo adoraban y cómo pudo haber funcionado su sistema político.

Los amuletos fueron el tipo más antiguo de sellos. Usualmente tallados de manera ornamentada, los individuos los usaban alrededor del cuello para repeler a los espíritus malignos. Cuando el usuario presionó el amuleto en arcilla húmeda o cera caliente, creyó que el poder del amuleto se transfería a la impresión dejada por la talla. La impresión disuadiría a cualquiera de romper el objeto sellado por temor al mal que pudiera sobrevenirlo. Más tarde, un sello intacto sirvió para indicar que el artículo protegido estaba intacto. Cuando el rey de Babilonia arrojó a Daniel al foso de los leones, selló el foso para evitar que lo manipularan:

Asimismo, en el Nuevo Testamento, cuando los romanos cerraron la tumba de Jesús: "Fueron y aseguraron el sepulcro poniendo un sello en la piedra y poniendo la guardia" (Mateo 27:66).

El uso de sellos eventualmente se convirtió en algo más que una protección ritual. El primer método legal conocido para distinguir la propiedad fue la aplicación de un sello personal. El uso más común del sello era autenticar documentos escritos: cartas, facturas de venta y recibos de bienes o dinero. También era común usar el sello como anillo. Cuando el faraón ascendió a José a visir, le dio a José "su anillo de sellar" (Génesis 41:42). Con el anillo, José tenía la autoridad del faraón y podía gobernar en ausencia del rey. El sello, así, se convirtió en la firma del propietario.

Un sello de autenticación sigue siendo una parte muy importante de muchas culturas en la actualidad. En la sociedad occidental existe el "Sello de aprobación de buena limpieza" que garantiza la calidad de algunos productos minoristas. El sello de un "notario público" es necesario en muchos documentos oficiales. Incluso un certificado de nacimiento no es válido en algunos estados si carece del sello original colocado por el hospital.

Importancia para los estudios bíblicos: El Sello Shemá era la firma de un sirviente en la corte de Jeroboam. Probablemente Shema lo usó tanto para asuntos oficiales como para correspondencia personal. El sello es una ventana a la vida de un hombre que trabajó para un rey bíblico y cuya práctica clerical no era diferente a la nuestra.


El sello de Jeroboam

LA IMAGEN DEL sello que se muestra con este artículo, lleva la inscripción `Perteneciente a Shemá, sirviente de Jeroboam & # 8217. El sello fue encontrado en excavaciones arqueológicas en Megiddo en el norte de Israel durante la ocupación turca de la tierra. El sello original está tallado en jaspe, mientras que la imagen es de una fundición de bronce tomada de él. Pero la característica sorprendente del sello es el león rugiente que se usó como símbolo del reino sureño de Judá.

El sello pertenecía a Shemá, un sirviente de Jeroboam. Ahora, la mayoría de los eruditos bíblicos aceptan que esto se refiere al rey Jeroboam II de quien leemos:

& # 8220En el año quince de Amasías hijo de Joás rey de Judá, Jeroboam hijo de Joás rey de Israel comenzó a reinar en Samaria, y reinó cuarenta y un años. & # 8221 2 Reyes 14:23 NVI

Pero, ¿qué estaba haciendo el siervo de un rey de Israel con el símbolo real del reino rival de Judá? Creemos que la explicación podría ser que anteriormente había habido una guerra entre los reyes Joás y Amasías, porque la Biblia nos dice:

& # 8220Judá fue derrotado por Israel & # 8230Jehoás & # 8230Amasías capturado rey de Judá & # 8230Jehoás fue a Jerusalén & # 8230Tomó todo el oro y la plata y todos los artículos encontrados en el templo del SEÑOR & # 8230También tomó rehenes y regresó a Samaria. & # 8220 # 8221 2 Reyes 14: 12-14 NVI

Jeroboam ha sido reconocido como un gobernante poderoso que puso en práctica proyectos de construcción en todo el territorio. El arqueólogo, profesor Yadin, ha dicho de los edificios descubiertos en Hazor y atribuidos a Jeroboam, que están `` entre los mejores de todo el período israelita ''. Pero el registro bíblico también nos dice que recuperó una gran cantidad de territorio. perdido ante invasores anteriores. Leemos:

& # 8220 Él fue quien restauró los límites de Israel desde Lebo Hamath (norte de Siria) hasta el mar del Arabá, & # 8230 (Mar Muerto) & # 8221 2 Reyes 14:25 NVI

Estas conquistas fueron el resultado de una profecía de Dios a través de Jonás. Pero este mismo registro nos dice:

& # 8220 En cuanto a los otros eventos del reinado de Jeroboam & # 8217, todo lo que hizo, y sus logros militares, incluyendo cómo recuperó para Israel tanto Damasco como Hamat, que habían pertenecido a Yaudi (Judá), ¿no están escritos en el libro de los anales de los reyes de Israel? & # 8221 2 Reyes 14:28 NVI

La conquista de Judá y el transporte a Samaria del contenido del templo de Jerusalén, junto con la recuperación de grandes extensiones de tierra de Judá, habrían hecho que Jeroboam sintiera que tenía derecho a ejercer su poder sobre el reino del sur y usar su símbolo en un sello como propio. Esta es otra manera asombrosa en que un hallazgo arqueológico no solo confirma la exactitud de la Palabra de Dios, sino también cómo un poco más de estudio del registro de las Escrituras nos da la respuesta a lo que parece ser una dificultad.


Jeroboam II

JEROBOAM II, hijo de & # x002A Joash, rey de Israel (789 & # x2013748 A.E.C. ver & # x002ACronología). Fue el gobernante más grande de la dinastía de Jehú. Parece que su padre lo asoció con la realeza en los dos últimos años de su reinado y que estos años se incluyen en los 41 años de reinado atribuidos a Jeroboam. Durante esos dos años, su padre probablemente le confió el mando de los ejércitos israelitas en sus guerras contra & # x002AAram-Damasco. Aram-Damascus & # x0027s declive en el poder después de las campañas de los reyes Adad-Nirari III y Salmanasar IV, los reyes de Asiria, en el norte y centro de Siria, permitieron a Joás y a su hijo Jeroboam no solo capturar para Israel los territorios que le habían sido conquistados cerca del final del reinado de Jehú y durante el reinado de Joacaz, sino también ganar supremacía sobre los territorios no israelitas que probablemente habían estado bajo el dominio de Aram cerca de la época de la muerte de Salomón. La tradición bíblica relata acerca de su guerra contra Aram-Damasco que Jeroboam & # x0022 restauró la frontera de Israel desde Lebo-Hamat hasta el mar del Arabá [es decir, el Mar Muerto] de acuerdo con la palabra del YHWH, el dios de Israel & # x2026 YHWH & # x2026 entregó [Israel] a través de Jeroboam, hijo de Joás & # x0022 (II Reyes 14: 25 & # x201327). La expansión de Jeroboam hasta Hamat en el centro de Siria habría requerido la aquiescencia asiria (Cogan y Tadmor, 163). Sus victorias restablecieron los límites territoriales atribuidos a Salomón. (No es imposible que las victorias de Jeroboam & # x0027s inspiraran las exageradas afirmaciones hechas por Salomón). Estas guerras expansionistas probablemente tuvieron lugar en los primeros y mediados de los años del reinado de Jeroboam (Cogan y Tadmor, 164).

Según una opinión, las relaciones entre Jeroboam y sus otros vecinos no fueron ordenadas. No hay evidencia de que las tensas relaciones con Tiro, tras la liquidación de Jehú de la revuelta de la dinastía Omri, que estaba aliada a los reyes de Tiro por matrimonio, hayan mejorado alguna vez. Además, no había ningún incentivo económico para la renovación de las relaciones entre Tiro e Israel (ver & # x002AAhab, & # x002AJehoshaphat, & # x002ASolomon). Además, las relaciones entre Israel y Judá se habían complicado desde la victoria de Joás sobre el rey Amazías de Judá en el campo de batalla y la destrucción de una sección de las fortificaciones de Jerusalén después de su victoria. Mientras tanto, Judá había ganado fuerza durante el reinado de & # x002A Uzías, especialmente durante el período de la regencia de & # x002AJotham & # x0027. También parece que Judá conquistó Rabbath Ammon e incluso ganó el control sobre la parte sur de la Carretera King & # x0027s en Transjordania por la cual el comercio se dirigía desde el sur de Arabia a Siria y Mesopotamia. & # x002Aeca hijo de Remalías, que era galaadita y gobernador de Transjordania bajo Jeroboam, había ganado el control de Transjordania desde el reinado de Jeroboam. Esta división de Israel fue deseada por Aram y Judá, y probablemente incitaron a Peka en esta dirección. Según otras opiniones, hubo relaciones pacíficas entre Israel y Judá & # x2013 de ahí la prosperidad de Judá y el comienzo de su importancia política y militar. Algunos argumentan que también se puede probar una amplia cooperación entre los dos reinos a partir del censo combinado realizado en el territorio al este del Jordán (I Chron. 5:17). Pero aunque no es cronológicamente imposible, el pasaje de las Crónicas es históricamente dudoso (Japhet, 137 & # x201338). Parecería que los signos de prosperidad aumentaron con la influencia sobre estos territorios extendidos. El rey distribuyó las tierras entre sus leales amigos y favoritos, y esto probablemente generó una clase adinerada de terratenientes en Transjordania y otros lugares contra los cuales protestó el profeta & # x002AAmos. De acuerdo con el testimonio del sacerdote Amasías en Amós 7:11 (cf. Amós 7: 9), el profeta profetizó (de manera inexacta, resulta) que Jeroboam moriría a espada. El Libro de Amós nos da una idea de las condiciones sociales y económicas durante el reinado de Jeroboam.

De la información limitada dada en la Biblia, parece que Jeroboam II fue un comandante talentoso y un organizador capaz que logró elevar el reino de Israel a un último clímax antes de su caída. En la tradición de los redactores judíos de las fuentes del norte preservadas en la Biblia, Jeroboam es un rey que no se separó de todos los pecados que Jeroboam, el hijo de Nabat, hizo pecar a Israel.II Reyes 14:24). Sin embargo, su lealtad a YHWH puede deducirse no sólo del nombre de su hijo Zacarías (Heb. & # x0022 Recordado por YHWH& # x0022) sino también de las profecías del & # x0022 el profeta Jonás hijo de Amittai de Gath-Hepher & # x0022 (ibídem., 14:25), quien animó a Jeroboam en sus guerras y profetizó su victoria. Es lamentable que estas profecías no se conserven. Un sello de sello que representa a un león y leyendo. l & # x0161m & # x02BF & # x02BF bd yrb & # x02BF metro, & # x0022 La propiedad de Shemá, sirviente de Jeroboam, & # x0022 fue encontrada en Meguido (Cogan y Tadmor, pl. 12a).

BIBLIOGRAFÍA:

Bright, Hist, 238 & # x20139, 244 & # x20135, 252 & # x20133 E.R. Thiele, Los misteriosos números de los reyes hebreos (1951), 69, 288ff M. Vogelstein, Jerobeam II (1945) M. Noth, Geschichte Israels (19563), 227 y # x20138 Kittel, Gesch, 2 (1922), 346 y # x20137 E. Auerbach, W & # x00FCste und gelobtes Land, 2 (1936), 86ss. Harán, en: Vermont, 17 (1967), 266 & # x201397. AGREGAR. BIBLIOGRAFÍA: M. Cogan y H. Tadmor, II Reyes (AB 1988) S. Japhet, I & # x0026 II Crónicas (1993) K. Whitelam, en: ABD, 3:75 & # x201376.

Fuentes: Enciclopedia Judaica. © 2008 The Gale Group. Reservados todos los derechos.


2. Erudito afirma autenticar la Bulla del siervo del rey Jeroboam II

Impresión de arcilla de un sello de un sirviente del rey israelita Jeroboam II (siglo VIII a. C.). Foto: Dani Machlis / Universidad Ben Gurion

El profesor de la Universidad Ben-Gurion, Yuval Goren, anunció recientemente su autenticación de una impresión de sello de arcilla (bulla) de un sirviente del rey Jeroboam II. Este anuncio se produce antes de la publicación de su estudio científico en la revista Eretz Yisrael, que luego se publicará en inglés en la revista Israel Exploration Journal. La impresión de la bulla es casi idéntica a la del sello de jaspe mucho más grande que se descubrió en Meguido en 1904 y posteriormente se perdió. Tiene la imagen de un león rugiente y una inscripción paleohebrea, "l’Shema eved Yerov’am" (Perteneciente a Shemá, el sirviente de Jeroboam). Los eruditos creen que Shemá era un sirviente en los atrios del rey israelita Jeroboam II, que reinó en el siglo VIII a. C. La bulla de arcilla se compró en la década de 1980 sin procedencia de un comerciante de antigüedades beduino por solo 10 viejos shekels israelíes. Dada la falta de procedencia y el hecho de que se compró tan barato en el mercado de antigüedades, se creía que la impresión del sello era una falsificación. Sin embargo, Goren desarrolló un conjunto estricto de protocolos de prueba que implican una serie de pruebas superpuestas de una variedad de disciplinas. Una prueba consistió en eliminar un fragmento de arcilla para examinar la composición mineral y otra analizó la composición isotópica de la pátina. Reunió un equipo interdisciplinario y estudió cientos de impresiones de sellos auténticas descubiertas en excavaciones para asegurar un punto de referencia. Goren comenzó a probar el artefacto hace cinco años con la condición de que fuera entregado a la Autoridad de Antigüedades de Israel si resultaba auténtico. La autenticación de la impresión del sello de Shemá, el sirviente de Jeroboam, si es precisa y se entiende correctamente, afirma la historicidad del rey Jeroboam II, hijo de Joás (2 Reyes 13:13).


Sello de arcilla de 2.700 años de antigüedad del rey bíblico Jeroboam II desenterrado en Israel

Lo que podría decirse que es la impresión de sello de arcilla con inscripciones más antigua de la Tierra de Israel, utilizada en la corte del rey israelita Jeroboam II, ha sido autenticada después de años de estrictas pruebas de laboratorio bajo la supervisión del profesor Yuval Goren de la Universidad Ben-Gurion. La arcilla con inscripciones, conocida como bulla, se compró sin procedencia a un comerciante de antigüedades beduinas en la década de 1980 y ahora se cree que es del reinado de Jeroboam II del siglo VIII a. C.

"Esta bulla es una de las primeras, si no la más antigua, bulla inscrita en la Tierra de Israel", dijo Goren a The Times of Israel antes de la publicación de un estudio científico en hebreo en una edición especial de la revista Eretz Yisrael dedicada a epigrafista Ada Yardeni. Posteriormente aparecerá en inglés en el Israel Exploration Journal.

La bulla ovalada es casi idéntica a un sello de piedra de jaspe mucho más grande, y ahora perdido, que fue encontrado en 1904 por una excavación arqueológica en Tel Megiddo dirigida por Gottlieb Schumacher. Tanto el notable sello perdido como la impresión del sello recién autenticada están adornados por un león rugiente que se para con la cola levantada, sobre la cual hay una inscripción paleohebrea, "l'Shema eved Yerov'am" (Perteneciente a Shemá el sirviente / ministro de Jeroboam). Se entiende históricamente que Jeroboam II gobernó desde 788 a. C. hasta 748 a. C.

La bulla tiene solo una impresión parcial de la inscripción, pero Goren dijo que es claramente la misma que estaba grabada en el sello de jaspe. El hecho de que el sello real viniera en varios tamaños es digno de mención y novedoso para este estudio, según un comunicado de prensa de la Universidad Ben-Gurion.


Objeto del mercado israelí comprado por $ 3 identificado como sello real de la Edad del Hierro

Un profesor arrebató el hallazgo hace casi 50 años.

BEER-SHEVA, Israel - Los investigadores acaban de autenticar un sello de arcilla que se cree es el más antiguo descubierto en Israel.

El objeto de arcilla de forma ovalada, que tiene la imagen de un león a cuatro patas, ha sido identificado como un sello real que se cree que proviene de Jeroboam II y # 8217s Reinado del siglo VIII a. C. después de años de pruebas de laboratorio, Anuncia la Universidad Ben Gurion el 10 de diciembre.

El sello fue comprado por Yigal Ronen, profesor de la escuela, en un mercado beduino local en Beer-Sheva, la ciudad más grande en el desierto del Negev, en el sur de Israel, hace casi 50 años. Si bien el vendedor no pudo confirmar el origen del sello, acordó vendérselo a Ronen por el bajo precio de 10 shekels, aproximadamente $ 3.

El precio de venta inmediatamente generó preocupaciones sobre la autenticidad del sello, lo que llevó a Ronen a entregárselo a sus colegas para verificar su originalidad.

Las pruebas de laboratorio sobre la composición del objeto lo vincularon al suelo correspondiente a las áreas de la Baja Galilea. Su óvalo de 2,3 cm por 2 cm, conocido como & # 8220bulla, & # 8221 había sido estampado a una temperatura de alrededor de 1382 grados Fahrenheit.

Similar a otro sello descubierto en el sitio de la antigua ciudad israelí de Meguido en 1904, su inscripción paleo-hebrea dice: "l’Shema eved Yerov’am" o "perteneciente a Shema, el sirviente / ministro de Jeroboam".

El descubrimiento hace que el sello sea el más antiguo encontrado en Israel, que se remonta a la Edad del Hierro, hace unos 2.300 años. Dado su valor, Ronen acordó donar el sello a la Autoridad de Antigüedades de Israel, que planea transferirlo a una exposición en el Museo de Israel.

focas, o pequeñas impresiones estampadas en arcilla o cera, se han utilizado a lo largo de la historia como un medio para verificar la autenticidad, propiedad o autoridad. En el antiguo Israel, a menudo se convertían en posesiones o documentos y se consideran el equivalente de la firma moderna.

Jeroboam II fue el hijo y sucesor de Joás, y el decimocuarto rey del antiguo Reino de Israel. Similar a otro sello descubierto en el sitio de la antigua ciudad israelí de Megido en 1904, su inscripción paleo-hebrea dice: "l’Shema eved Yerov’am" o "perteneciente a Shema, el sirviente / ministro de Jeroboam". (& # 8220Promptuarii Iconum Insigniorum & # 8221, dominio público de EE. UU. / Wikimedia Commons)

Se cree que Jeroboam II, hijo de Joás, gobernó Israel desde 789–748 a. C.. Su reinado vio el mayor éxito y prosperidad desde los días de Salomón, poniendo fin a las luchas entre Siria e Israel y afirmando el dominio de este último sobre el primero. Fue el decimotercer rey del antiguo Reino de Israel y fue el último de los grandes reyes de Israel. Tras su muerte, el país cayó en la servidumbre de las naciones vecinas.


JEROBOAM II, REY DE ISRAEL, Y UZZÍAS, REY DE JUDÁ

hizo lo malo ante los ojos del Señor y no se apartó de ninguno de los pecados de Jeroboam, hijo de Nabat, que él había hecho cometer a Israel (2 Reyes 14:24).

Jeroboam, hijo de Nabat, fue el primer rey que gobernó el separatista Reino del Norte tras la muerte de Salomón. Estableció el culto a los becerros en los dos centros religiosos de Dan y Betel.

El reinado relativamente largo de Jeroboam II se resume en solo 7 versículos de la Escritura, 2 Reyes 14: 23-29. El profeta Jonás predijo que los límites de Israel serían restaurados durante su reinado y esto se cumplió. Jeroboam mantuvo su independencia de Aram al norte, gobernando el área desde Lebo Hamat hasta el Mar Muerto. Hamath era una ciudad estado en el centro de Siria, con su capital en la antigua Hamath, la moderna Hama.

Hay una referencia a Jeroboam II fuera de la Biblia: el famoso "Sello Shemá". Este sello, hecho de jaspe, fue descubierto en las excavaciones de Meguido en 1904. Desafortunadamente, fue enviado al sultán turco en Estambul y desde entonces ha desaparecido. Antes de que fuera enviado, se hizo una fundición de bronce que ahora se encuentra en el Museo Rockefeller de Jerusalén. El sello medía 3,7 cm x 2,7 cm (1,5 pulgadas x 1,1 pulgadas) y tenía forma elíptica. En el centro había un león rugiente con piernas musculosas tensas y cola levantada. Sobre el león estaba el nombre del dueño del sello y debajo su título.

(Perteneciente) al siervo de Shemá (de) Jeroboam

El estilo de las letras es el de principios del siglo VIII a. C. (Lemaire 1995: 52, n. 4). Esta es la primera de una serie de sellos e impresiones de sellos que registran los nombres de figuras bíblicas. Con un sello tan grande y bellamente hecho, Shemá 'era evidentemente un alto funcionario en la administración de Jeroboam II. Dado que Shemá 'no se menciona en la Biblia, no sabemos cuáles eran sus deberes.

Uzías, llamado Azarías en 2 Reyes 14:21 y 15: 1–7, tuvo el segundo reinado más largo de todos los reyes de Israel y Judá. Gobernó Judá durante 52 años, ca. 792-740 aC, siendo superado solo por Manasés, quien se sentó en el trono de Judá durante 55 años un siglo después. El reinado de Uzías se registra en 2 Reyes 15: 1-7 y 2 Crónicas 26.

Amasías, padre de Uzías, nombró corregente a Uzías cuando solo tenía 16 años. Más tarde, cuando Amasías fue víctima de una conspiración, Uzías se convirtió en el único gobernante. Aunque no pudo quitar los lugares altos (2 Reyes 15: 4), Uzías “hizo lo recto ante los ojos de Jehová” y Dios lo bendijo (2 Reyes 15: 3 2 Crónicas 26: 4-5). Formó un ejército profesional y bien equipado y llegó a ser muy poderoso (2 Crónicas 26: 11-15). Como resultado, sometió a las naciones que lo rodeaban, incluidos los filisteos, los árabes de Gur Baal, los meunitas y los amonitas (2

Impresión del sello de Shemá ', un funcionario durante el reinado de Jeroboam II. La inscripción en el sello dice "(Perteneciente) a Shemá ', siervo de Jeroboam". Encontrado en Meguido en 1904, este es el más antiguo de varios sellos e impresiones de sellos que llevan los nombres de personajes bíblicos.

BSP 13: 4 (otoño de 2000) p. 120

Crónicas 26: 6-8). La ubicación de Gur Baal es incierta, y los meunitas eran pueblos del desierto involucrados en el comercio en Transjordania.

Uzías fue un prolífico constructor. Reconstruyó el importante puerto de Elat, reconstruyó las ciudades de Filistea y fortificó Jerusalén (2 Crónicas 26: 2, 6–10). Además de estos proyectos militares, también encargó proyectos nacionales. Uzías tenía mucho ganado, por lo que construyó torres en el desierto para protegerlos y cavó cisternas para proporcionarles agua (2 Crónicas 26: 10a). Como amaba la tierra, estableció campos y viñedos (2 Crónicas 26: 10b). A pesar de sus logros, Uzías cometió un grave error que le costó caro. Intentó quemar incienso ilegalmente en el templo y por eso contrajo lepra (2 Crónicas 26: 16-20). Como resultado, fue expulsado del Templo, puesto en cuarentena, y su hijo Jotam tuvo que hacerse cargo de los asuntos del estado (2 Reyes 15: 5 2 Crónicas 26:21). Uzías murió a la edad de 68 años. Debido a que era leproso, no fue sepultado con los otros reyes de Judá, sino "cerca de ellos" en la Ciudad de David (2 Reyes 15: 7 2 Crónicas 26:23).

Han sobrevivido dos sellos de los oficiales de Uzías. Ambos son de origen desconocido y se encuentran en el Louvre de París. Uno es un sello anular hecho de ágata. Tiene un motivo egipcio con una inscripción que dice:

(Perteneciente) a Abías, siervo (de) Uzías.

Ambos nombres en el sello terminan en una forma abreviada del nombre Yahweh. Abiah significa "mi padre es Yahweh" y Uzías significa "mi fuerza es Yahweh". El nombre Abiah no aparece en la Biblia (Bordreuil 1986, No. 40).

El segundo sello es de dos caras y tiene un tamaño de 2,1 cm x 1,6 cm x 1,0 cm (0,87 pulgadas x 0,63 pulgadas x 0,40 pulgadas). Un lado muestra a un hombre que lleva un bastón con el nombre "Sebanías" escrito verticalmente detrás de él. El otro lado tiene dos líneas de escritura con discos de alas solares arriba y abajo:

(perteneciente) a Sebanías siervo (de) Uzías.

El nombre Sebanías aparece en 1 Crónicas 15:24 como el nombre de un funcionario de la época de David. Significa “vuelve, ora, oh Yahvé” (Bordreuil 1986, No. 41).

Sello de Abías, siervo de Uzías. Tiene un tamaño de 1,61 cm x 1,20 cm x 0,38 cm (0,63 pulgadas x 0,47 pulgadas x 0,15 pulgadas). El sello representa al dios sol infantil egipcio Nefertoum arrodillado sobre tres flores de loto. A cada lado de la figura está la inscripción "(perteneciente) a Abías, siervo (de) Uzías".

Una inscripción que menciona a Uzías

El nombre de Uzías también aparece en una inscripción del final del período del Segundo Templo, ca. 130 aC-70 dC. Se desconoce el origen de la inscripción. Forma parte de la colección de antigüedades del Convento Ruso del Monte de los Olivos que se adquirió a finales del siglo XIX (Albright 1931). Afirma,

Inscripción de Uzías, ca. 130 a.C.-70 d.C.. La inscripción está grabada en una tablilla de piedra de 35 cm x 34 cm (14 pulgadas x 13 pulgadas). Está bien tallado en caracteres arameos cuadrados rodeados por un borde cuidadosamente tallado. Dice: "Aquí se trajeron los huesos de Uzías, rey de Judá, ¡no los abras!"

Aquí se trajeron los huesos de Uzías, rey de Judá, ¡no los abras!

Solo podemos especular sobre la razón por la que trasladaron los huesos de Uzías unos 600-700 años después de su entierro original. ¿Podría estar relacionado con el hecho de que era leproso? Quizás sus restos se consideraban inmundos y, como tal, debían ser trasladados fuera de la Ciudad de David.

El descubrimiento de los nombres de estos reyes bíblicos del siglo VIII a. C. en las inscripciones contemporáneas da fe de su realidad y de la exactitud del registro bíblico.

1931 El descubrimiento de una inscripción aramea relacionada con el rey Uzías. Boletín de las escuelas americanas de investigación oriental 44: 8–10.

1986 Catalog des sceaux auest-sémitiques inscrits de la Bibliothque Nationale, du Musée du Louvre et du Musé biblique de Bible et Terre Sainte. París: Bibliothque Nationale.

1995 El nombre del último rey de Israel aparece en una colección privada. Revisión de arqueología bíblica 21.6:49–52.

1954 El Antiguo Cercano Oriente en imágenes relacionadas con el Antiguo Testamento. Princeton NJ: Universidad de Princeton. Presionar.


Sello de Shemá, siervo de Jereboam - Historia

El regreso de los judíos a la tierra de Israel y el establecimiento del estado moderno ha sido un gran impulso para la apologética.

Desde el siglo XX, los arqueólogos han descubierto sitio tras sitio y artefacto tras artefacto perteneciente y confirmando la historia bíblica.

A continuación se muestran algunos ejemplos destacados:

Rollos del Mar Muerto: descubiertos en la década de 1940, los rollos bíblicos, como el Gran Rollo de Isaías, son las Escrituras hebreas más antiguas que existen y demuestran que la Biblia hebrea se ha conservado con gran detalle. El Gran Rollo de Isaías fue descubierto en 1947, un año antes de la fundación del Israel moderno. Se conserva en el Museo de Israel y el Santuario del Libro rsquos.

Excavaciones del Monte del Templo. Las excavaciones en el extremo sur del Monte del Templo desde 1967 han desenterrado las Piedras de Tito, la piedra del Lugar de Trompetas, los Pasos del Sur y el antiguo Camino de Peregrinos y rsquos desde la Ciudad de David hasta el Templo, entre muchas otras cosas que datan del Segundo Templo. era.

Asedio romano de Jerusalén. En 2016, se encontró una parte de un "tercer muro" mencionado por Josefo, y fuera del muro, el suelo todavía está lleno de ballestas y piedras de honda de la batalla del 70 d.C.

Túnel de Ezequías y rsquos. Este túnel desde el manantial de Gihon hasta el estanque de Siloé fue construido por el rey Ezequías para suministrar agua a Jerusalén durante el asedio asirio y se menciona en 2 Ki. 20:20 y 2 Ch. 32:30. El túnel de 1,750 pies (un tercio de milla) tiene de 2 a 3 pies de ancho y de 5 a 15 pies de alto. La construcción del túnel fue una hazaña de ingeniería asombrosa. Equipos de hombres hicieron túneles desde ambas direcciones a través de roca sólida y, sin embargo, se mantuvo una pendiente casi constante de .6%. El túnel fue descubierto en 1867 por Charles Warren, un explorador y oficial del ejército británico, cuando la tierra de Israel estaba bajo el control del Imperio Otomano. En 1880 se descubrió una inscripción que había sido cincelada en el túnel para conmemorar su finalización. Fue retirado y llevado a Estambul, donde reside en el museo arqueológico. La inscripción dice: & ldquo [El día de] la infracción. Este es el registro de cómo se rompió el túnel. Mientras [los excavadores empuñaban] sus picos, cada hombre hacia su compañero de trabajo, y mientras aún quedaban tres codos para la brecha, se escuchó una voz que cada hombre llamaba a su compañero de trabajo porque había una cavidad en la roca (que se extiende) desde el sur hacia [el norte]. Entonces, el día de la brecha, las excavadoras atacaron, cada hombre para encontrarse con su compañero de trabajo, pico contra pico. Entonces el agua fluyó del manantial al estanque, una distancia de mil doscientos codos. Cien codos era la altura de la roca por encima de las cabezas de las excavadoras. & Rdquo

Muro de Ezequías y rsquos. En 1970, se descubrió un remanente del muro construido por Ezequías en preparación para el sitio de Asiria. Tiene aproximadamente 23 pies de grosor y todavía se eleva hasta 10 pies de alto. Se menciona en 2 Ch. 32: 5.

Sello de Ezequías y rsquos. En 2009, se descubrió un sello (bulla) con el nombre del rey Ezequías en el área de Ofel entre el Monte del Templo y la Ciudad de David. Fue descubierto en la zona de la antigua panadería real. The inscription says, &ldquoBelonging to Hezekiah (son of) Ahaz king of Judah.&rdquo The seal was identified in 2014. Dr. Eilat Mazar called this the most important individual discovery of her career, which is saying a lot, since she discovered David&rsquos palace.

Isaiah&rsquos Seal . In 2018, it was announced that a seal bearing the name of &ldquoIsaiah&rdquo had been found in the same area as the aforementioned Hezekiah seal. The name is followed by a word that is probably &ldquoprophet,&rdquo though a missing letter means the identification is not 100% certain. The date and location point to the biblical prophet Isaiah. We know that Isaiah was intimate with the palace and was a close advisor to the king. The Isaiah seal was found in 2009 at the same time as the Hezekiah seal, but it was not identified until 2018. An interview with Dr. Mazar can be seen at the following link - www.thetrumpet.com/16947-has-eilat-mazar-discovered-archaeological-evidence-of-isaiah-the-prophet.

Pool of Siloam. The ancient Pool of Siloam was discovered in 2004 and has been partially excavated. This pool is mentioned three times in the Bible (Ne. 3:15 Isa. 8:6 Joh. 9:7).

Solomon&rsquos Gates. The Bible says Solomon built Hazor, Megiddo, and Gezer into royal military cities (1 Ki. 9:15), and the ruins of the massive six-chambered gates built by Solomon have been found at each of these places.

David&rsquos Palace. In 2005, Dr. Eilat Mazar, granddaughter of Benjamin Mazar and a prominent authority on Jerusalem&rsquos ancient archaeology in her own right, discovered the ruins of what is believed to be David&rsquos palace. It is located in the right place in the ancient City of David, and she found evidence that the building was occupied up until the destruction of Solomon&rsquos temple by the Babylonians. The palace was built above a massive stepped-stone structure that is still partly intact. This is probably the &ldquoMillo&rdquo mentioned seven times in Scripture (2 Sa. 5:9 1 Ki. 9:15, 24 11:27 12:20 1 Ch. 11:8 2 Ch. 32:5). The building discovered by Mazar is a large, complicated structure of engineering excellence and its date is confirmed by pottery shards, storage jars bearing the royal seal of the king of Judah, and an Proto-Aeolic capital, among other things.

Uzziah&rsquos Inscription . This plaque was made to mark the new burial place of King Uzziah. He died in the 8th century BC and his tomb was moved in the 1st century BC. The inscription is in Aramaic and reads, &ldquoHither were brought the bones of Uzziah, King of Judah. Do not open!&rdquo

Shema&rsquos Seal Mentioning Jeroboam . There is a seal inscribed with &ldquoBelonging to Shema servant of Jeroboam.&rdquo This is King Jeroboam. It was found at Megiddo and has been dated to the first half of the 8th century BC.

Jeremiah Bullae. Discovered in the area of David&rsquos Palace and the City of David are bullae (clay document seals) bearing the names of people mentioned in the books of Jeremiah, Kings, and Chronicles who lived or worked in the palace just before it was burned by Nebuchadnezzar. These include Jehucal the son of Shelemiah (Jer. 37:3), Gedaliah, son of Pashur (Jer. 38:1), Gemariah the son of Shaphan (Jer. 36:10), and Azariah the son of Hilkiah (1 Ch. 9:11). The most recent find of this type, announced in April 2019, is a seal impression that reads &ldquoBelonging to Nathan-Melech, servant of the king.&rdquo He is mentioned in 2 Kings 23:11 as having a chamber in the Temple that was associated with the worship of the sun in the court of Josiah. The 7th century BC seal impression was found on the western slope of the City of David south of the Temple Mount in a building that shows evidence of having been destroyed by the Babylonians in the 6th century.

Jeremiah Ostraca . In the 1930s an archaeological team led by J.L. Starkey discovered 21 ostraca (letters written on pieces of pottery) in the excavations of the ancient city of Lachish, which was one of the last cities to fall to the Babylonians in Jeremiah&rsquos day (Jer. 34:7). Most of the letters are written by Hoshaiah, a military officer stationed at an observation point not far from Lachish, and are addressed to his commanding officer, Yaosh. They are written in &ldquoperfect classical Hebrew.&rdquo They mention Gemariah (Jer. 36:10), Jaazaniah (Jer. 35:3), Neriah Baruch (Jer. 36:4), and Mattaniah (King Zedekiah, 2 Kings 24:17). Letter No. 3 mentions &ldquoa prophet&rdquo who was demoralizing the people by calling on them to submit to the Babylonians. This is eerily reminiscent of events in Jeremiah&rsquos life. See Jeremiah 38:1-4. The letters witness to the same situation described in Jeremiah 34:7, that Lachish and Azekah were the last cities to fall to the Babylonians. &ldquoStriking confirmation of the fact that these two cities were among those still holding out is furnished by the Lachish Letters. Letter No. 4, written by an army officer at a military outpost to his superior officer at Lachish, says &lsquoWe are watching for the signals of Lachish according to all indications which my Lord has given, for we cannot see Azekah.&rsquo This letter not only shows us how Nebuchadnezzar&rsquos army was tightening its net around the land of Judah, but also evidences the close relationship between Lachish and Azekah, which are similarly linked in the book of Jeremiah&rdquo (J.P. Free, Archaeology and Bible History ).

Hazor. Evidence of the destruction of Hazor by Joshua as recorded in Jos. 11:11-13 was found in the 1990s. The heat of the burning was so great that it cracked heavy stone slabs. A one-meter thick layer of ash was found. Also found at Hazor are idols, olive and wine presses, city walls, ruins of houses, and a cuneiform tablet addressed to the pagan king of Hazor who lived in the 18th century BC, the time of Abraham.

The Mesha Stele (also called the Moabite Stone ). In 1993 the phrase &ldquothe House of David&rdquo was found inscribed on the Mesha Stele that describes the exploits of Mesha, a ninth-century BC Moabite king who is mentioned in 2 Ki. 3:6-27. The stele also mentions many other names and places found in the Bible, including Omri, Ahab, the tribe of Gad, Chemosh, Nebo, Ataroth, Jahaz, Dibon, Kirjathaim, Kerioth, Aroer and Arnon, Bezer, and Diblathai.

Dan. Many things have been unearthed at the ancient site of the city of Dan to confirm biblical history, including a triple-arch gate dating to 1750 BC, near the time of Abraham, images of Baal, the place of the worship of the golden calf (1 Ki. 12:28-29), and a portion of a monument with the words &ldquoBeit David&rdquo (&ldquoHouse of David&rdquo). The Tel Dan Stele, which dates to the ninth century BC, also mentions Israel&rsquos kings Jehoram, Ahab, Ahaziah, and Jehoram.

Jezreel. Archaeological excavations in ancient Jezreel, the summer palace of the kings of northern Israel, have unearthed a large rock-cut wine press that could be Naboth&rsquos, the casemate wall and four towers of a fortress that enclosed almost 11 acres, a 20-foot deep moat, and remnants of the city gate.

Lachish. The ruins at Lachish confirm the existence of the ancient Israeli city here and its siege and destruction by the Assyrians as mentioned in Scripture (2 Ch. 32:9).

Herod&rsquos palaces and tomb. Palaces built by Herod have been unearthed in Caesarea Maritima, Masada, Jericho, and Herodium, and what is possibly his tomb was found on the side of the Herodium in 2009.

Pilate Inscription - In 1961, a limestone block was found at Caesarea Maritima proving that Pilate was the governor of Judea as the Bible says. Written in Latin, the inscription reads &ldquoPontius Pilatus prefect of Judea erected the Tiberium to the august gods.&rdquo This agrees with Luke&rsquos statement that Pilate ruled during the lifetime of Tiberius (Luke 3:1).

Caesarea Maritima. Built by Herod, this was one of the foremost cities of the Roman Empire. It is mentioned many times in Scripture. Excavations have discovered the 100-acre man-made harbor, one of the wonders of the ancient world, the hippodrome, the gymnasium with its baths and sophisticated hypocaust heating system, the cardo, the aqueduct, the 4,000-seat theater, fountains, mosaic floors, and temples.

Samaria . Found in the ruins of ancient Samaria, the capital of the northern kingdom of Israel, are remnants of Ahab&rsquos ivory palace, the city gate mentioned in 1 Ki. 22:10, and Herod&rsquos Roman city. Ivories from Samaria are in the British Museum, the Israel Museum in Jerusalem, and elsewhere.

Caesarea Philippi. Excavations of the ancient city of Caesarea Philippi, mentioned in Matthew 16:13, have unearthed pagan temples (to Pan and other gods) and the palace of Philip the Tetrarch, Herod&rsquos son, mentioned in Luke 3:1.

Elah Valley. The valley where David fought Goliath has been discovered and the layout fits the biblical account perfectly, including the Philistine town of Shaaraim in the hills on the north side of the valley. The town, mentioned in 1 Sa. 17:52, means &ldquotwo gates,&rdquo and archaeologists have found both gates.

Gath. In 2005, a piece of pottery was found during excavation of Gath inscribed with a name similar to Goliath . It was written in early Hebrew script and has been dated to the 10th-9th BC, which is David&rsquos time. This proves that such names were in use by the Philistines in that era. In 2015, the ruins of Gath&rsquos ancient gate was unearthed. The gate is the largest ever found in Israel. It is mentioned in 1 Sa. 21:13.

Philistine temples. The ruins of ancient Philistine temples have been found at Gath, Ekron, and Tel Qasile. The roof was supported by two central pillars made of wood standing on stone bases. The pillars were close enough so that a large man could push against them as the Bible says Samson did (Judges 16:29-30).

Capernaum, Bethsaida, Chorazin. The ruins of these cities on the northern shore of the Sea of Galilee remain as mute witnesses to the woe that Christ spoke against them 2,000 years ago (Matthew 11:21-24).

Ancient Synagogues. Ancient Jewish synagogues have been discovered at Beit Alfa, Magdala, Chorazin, Capernaum, Ein Gedi, Migdal, and many other places. The synagogue at Magdala, discovered in 2009, is first century, meaning that Jesus spoke there. &ldquoAnd Jesus went about all Galilee, teaching in their synagogues&hellip&rdquo (Mt. 4:23). In one room of the synagogue was found a coin dating to AD 29, which was at or near the time of Jesus&rsquo public ministry. Also found in the synagogue was a carved stone that appears to be a depiction of the temple in Jerusalem. On the front is the image of a seven-branched menorah. Since this is a first century synagogue, some of the priests who attended would have seen the actual menorahs in Herod&rsquos Temple. This the oldest menorah so far discovered in Israel.The Magdala Stone is considered by many experts to be &ldquoone of the most outstanding discoveries of the last 50 years.&rdquo

These are only a few of the astonishing archaeological discoveries in the land of Israel pertaining to biblical history, and the presence of the Jewish state has encouraged and hastened this work. The state of Israel sponsors, oversees, and protects the archaeology. The Israel Museum in Jerusalem contains a wealth of artifacts unearthed from the digs.

Never has there been so much evidence of the divine inspiration of Scripture. Thousands of archaeological discoveries have confirmed the accuracy of biblical history. In His grace, God has allowed these discoveries to be made for those who have eyes to see. Man has no excuse for not believing in the Bible and in the Christ of the Bible.

Sharing Policy: Much of our material is available for free, such as the hundreds of articles at the Way of Life web site. Other items we sell to help fund our expensive literature and foreign church planting ministries. Way of Life's content falls into two categories: sharable and non-sharable. Things that we encourage you to share include the audio sermons, O Timothy magazine, FBIS articles, and the free eVideos and free eBooks. You are welcome to make copies of these at your own expense and share them with friends and family. You may also post parts of reports and/or entire reports to websites, blogs, etc as long as you give proper credit (citation). A link to the original report is very much appreciated as the reports are frequently updated and/or expanded. Things we do not want copied and distributed are "Store" items like the Fundamental Baptist Digital Library, print editions of our books, electronic editions of the books that we sell, the videos that we sell, etc. The items have taken years to produce at enormous expense in time and money, and we use the income from sales to help fund the ministry. We trust that your Christian honesty will preserve the integrity of this policy. "For the scripture saith, Thou shalt not muzzle the ox that treadeth out the corn. And, The labourer is worthy of his reward" (1 Timothy 5:18). ¿Preguntas? [email protected]

Goal: Distributed by Way of Life Literature Inc., the Fundamental Baptist Information Service is an e-mail posting for Bible-believing Christians. Established in 1974, Way of Life Literature is a fundamental Baptist preaching and publishing ministry based in Bethel Baptist Church, London, Ontario, of which Wilbert Unger is the founding Pastor. Brother Cloud lives in South Asia where he has been a church planting missionary since 1979. Our primary goal with the FBIS is to provide material to assist preachers in the edification and protection of the churches.


ARTIFACT AFFIRMS THE REIGN OF KING JEROBOAM II OF ANCIENT ISRAEL

An important discovery was documented recently by a team of respected Israeli researchers. A small clay seal (called a bulla) was authenticated to date to the reign of King Jeroboam II of the ancient biblical kingdom of Israel. This scholarly team was able to prove that the seal truly was an authentic artifact from that very ancient time. The seal bore the name of an apparently high-ranking staff member in the court of Jeroboam II, who ruled ancient Israel from the early to the mid 8th century B.C. It needs to be emphasized that this king was no the Jeroboam who broke away from King Solomon’s son, Rehoboam, in the ninth century B.C., but rather a later king with the same name. This artifact was authenticated after an exhaustive scientific examination which included tests of the clay’s content and aging to accurately determine its age as well as epigraphic analysis of the Paleo-Hebrew inscription it contained (first link and second link). These links mention a previous similar and larger artifact discovered at the beginning of the 20th century, but which was later lost somehow. The third link offers more information about that lost artifact from the ancient kingdom of Israel. In a related archaeological discovery, the fourth link offers information about another discovery.

The Bible says little about Jeroboam II’s reign, but what it does say is important. His reign was at a time when God decided to show mercy to the northern kingdom of Israel and strengthen and prosper it even though they were in a steady decline due to growing sins and violations of the covenant the Israelite tribes made with God at Mt. Sinai. II Kings 14:23-29 records very important information for us. It relates that even though Jeroboam II was an evil king like the other kings of the northern kingdom, his reign was nevertheless blessed as God had mercy on the northern kingdom and gave it a respite (verses 26-27). The account even states that God “saved [Israel]…by the hand of Jeroboam,” and gave Israel military victories and an expansion of their kingdom’s domain. This is an important lesson for modern believers as it shows God can use a sinful leader to rescue his people in an evil time, and that God sometimes just decides to have mercy on a nation even if no national repentance occurs.

The discovery and authentication of this important artifact also proves that King Jeroboam II really did exist–he was not the product of the imagination of some ancient historian. Given the many attacks on the Bible’s credibility, the fact that it accurately recorded events about a king who now provably existed boosts the Bible’s credibility. It gives credence to all the Bible’s historical narratives each time an artifact or inscription is found which affirms a biblical event or person. King Jeroboam’s power and the strength of ancient Israel under his reign was much greater than even the Bible records. As the cited links indicate, excavations at ancient Samaria, the capital of the ancient kingdom of Israel, reveal that it had a fortified double-wall which was 33 feet thick! This is a very large defensive city wall by any ancient standard. So huge a wall can only be made possible with a large work force and the wealth to pay for the materials and workers to construct so big a defensive bulwark. As one link notes, such a huge wall helps explain how the city of Samaria could endure a 3 year siege by the Assyrian army before it was forced to surrender (II Kings 17:5).

The Israelites and the Assyrians fought many wars as they competed for dominance in what we call the Mideast today. The united tribes in the Israelite kingdom under Kings David and Solomon were completely dominant over Assyria as secular records record Assyria was crushed and eclipsed then. Assyria regained its power after an incredibly costly civil war between the Israelite tribes when it split into two hostile kingdoms. The Bible records a number of Assyrian-Israelite wars, and Assyrian and other secular historical records mention even more such wars. One occurred in the reign of King Ahab wherein Ahab and his allies fought Assyria essentially to a draw at the battle of Qarqar, and King Omri made such an impression on the Assyrians that the Assyrians records mention him with respect. This historical information is detailed in my printed book, Israel’s Lost Empires and my E-book, The “Lost” Ten Tribes of Israel…Found!, both of which can be obtained at my website’s home page.

Another key item in this account is that the prophet, Jonah, was a contemporary of Jeroboam II and that he had prophesied that the king would prosper in his effort to recover some of the northern kingdom’s lost territories. This would undoubtedly have made Jonah a favorite at Jeroboam’s royal court, and Jonah would have been a popular prophet in Israel as he was pronouncing good things for the nation from God. That his prophecies came to pass would have made Jonah something of a celebrity in ancient Israel, so Jonah was a rare prophet–one who was popular! The resurgence of Israel under Jeroboam also would have made Jonah personally invested in the success of Jeroboam II’s reign. Given that the entire nation was basking in the military successes under Jeroboam II, many were likely hopeful that Israel would regain ascendancy even over Assyria. In the midst of this national euphoria, Jonah received a word from the Lord which he really did not want to receive. Jonah was told by God to go to Assyria and warn them that God was about to destroy the capital of the Assyrian Empire due to its wickedness (Jonah 1:1-2, 3:1-4). Jonah flat out refused to go and sailed in a ship going elsewhere. Jonah fully expected to be slain by God for his disobedience, but God preserved his life by having him swallowed by a “great fish” (Jonah 1:15-17). Jonah was transported by God via the fish to Assyria’s shores and Jonah fulfilled his mission, but was shocked when Nineveh humbled themselves before God sufficiently to avert God’s wrath. Jonah was furious afterward, because he knew Israel’s kingdom would have again become much more ascendant if God had destroyed Nineveh much as he had Sodom and Gomorrah.

There is much that is misunderstood about the prophet Jonah. He is often called the “disobedient prophet,” but God saw something redeeming in Jonah’s motivation and saved his life. Indeed, Jesus Christ later compared himself and his calling directly to the prophet Jonah (Matthew 12:38-40). Why would Jesus do this if Jonah was merely a disobedient prophet? There is clearly much more to this story than first meets the eye, and the motivation for Jonah’s disobedience and why God refused to kill him for his disobedience is explained in my article, Jonah–The Misunderstood Prophet, which is included as the fifth link. I urge you to read it as I think you will find it enlightening as well as historically interesting. Now that we have an artifact confirming Jeroboam II really did exist, it also strengthens the faith of those who read the Bible that Jonah, the contemporary of Jeroboam II, really existed as well.


Ver el vídeo: Prédication Jeroboam et Roboam la promesse de Dieu avec le Prophète Nicaise Houéssou (Noviembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos