Nuevo

General Gerhard Johann David von Scharnhorst, 1755-1813

General Gerhard Johann David von Scharnhorst, 1755-1813


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

General Gerhard Johann David von Scharnhorst, 1755-1813

El general Gerhard Johann David von Scharnhorst (1755-1813) fue el más importante de un grupo de reformadores militares que revivieron al ejército prusiano tras los desastres de 1806 y lo convirtieron en un arma eficaz durante la Guerra de Liberación de 1813 y las campañas de 1813. y 1814.

Scharnhorst nació el 12 de noviembre de 1755 en Bordenau, cerca de Hannover. Su padre tenía algo de experiencia militar, pero la familia provenía de ganado. El joven Scharnhorst asistió a la escuela de cadetes dirigida por Wilhelm Graf con Schaumburg-Lippe, antes de ser comisionado en la caballería de Hannover en 1778. En 1783 se trasladó a la artillería y luego fue designado a la Escuela de Artillería. Incluso en esta etapa temprana era un pensador militar y se ganaba la vida escribiendo sobre teoría militar y publicando una revista militar.

Scharnhorst sirvió con el ejército de Hannover en los Países Bajos en 1793-94. Participó en la defensa de Menin (escenario de dos batallas (13 de septiembre de 1793 y 15 de septiembre de 1793) y un breve asedio (27-30 de abril de 1794). Más tarde escribió un libro sobre la defensa de Menin (junto con un libro titulado 'Las causas de la suerte francesa en las guerras revolucionarias') y fue ascendido a mayor y nombrado jefe de estado mayor al comandante en jefe del ejército de Hannover.

Después de la derrota del ejército de Hannover en Hondschoote (8 de septiembre de 1793), Scharnhorst sugirió una serie de reformas, incluida la introducción de altos estándares educativos para los oficiales. Más tarde podría implementar algo similar en Prusia, pero sus sugerencias para el ejército de Hannover fueron rechazadas.

Scharnhorst ahora tenía algo de reputación como teórico militar, lo que le valió varias ofertas de trabajo. En 1801 se trasladó al ejército prusiano con el grado de teniente coronel, una patente de nobleza y el doble de su salario anterior. Fue nombrado miembro del personal del intendente general y se le asignó la tarea de mejorar las diversas academias militares. Enseñó en la academia de guerra de Berlín, donde Clausewitz fue uno de sus alumnos. También formó la Militärische Gesellschaft, una sociedad de discusión militar para oficiales en servicio. Durante este período, Scharnhorst intentó obtener apoyo para una reforma del ejército prusiano, sugiriendo un ejército nacional, divisiones mixtas (con caballería, infantería y artillería en la misma unidad) y una milicia nacional. Desafortunadamente para Prusia, el establecimiento militar existente era reservado, orgulloso de su reputación como heredero de Federico el Grande y totalmente inadecuado para la guerra moderna.

Scharnhorst fue elegido jefe de personal del duque de Brunswick, el comandante del ejército prusiano al comienzo de la Guerra de la Cuarta Coalición. Al comienzo de la guerra, los prusianos invadieron Sajonia, pero luego se detuvieron para decidir qué hacer a continuación. Scharnhorst sugirió llevar a cabo una retirada de combate hacia los rusos, pero su plan fue descartado por ser demasiado defensivo. El momento desafortunado significó que no pudo tomar el mando cuando el duque de Brunswick fue herido de muerte al principio de la batalla de Auerstädt (14 de octubre de 1806). Brunswick envió a Scharnhorst a visitar la división del general Schmettau, y mientras estuvo allí, Schmettau resultó herido. Scharnhorst se hizo cargo de su división, pero esto significó que estuvo ausente cuando Brunswick resultó herido. Esto dejó a Federico Guillermo III para tomar el mando, y manejó mal a su ejército. Scharnhorst no descubrió que el rey estaba al mando hasta el final de la batalla. Más tarde fue arrastrado por la derrota de Prusia, encontrándose con el Rey mientras las tropas se retiraban a través de Auerstädt.

Scharnhorst resultó herido en la batalla, pero escapó del campo de batalla, y junto con Blücher y el duque de Sajonia-Weimer terminó con una fuerza de 22.000 hombres. Durante el retiro, Scharnhorst se desempeñó como jefe de personal de Blücher. Decidieron dirigirse a Lübeck, donde esperaban encontrar refuerzos. Los prusianos llegaron a Lübeck el 5 de noviembre, pero Bernadotte y Soult los perseguían de cerca y los franceses asaltaron la ciudad el 6 de noviembre. Scharnhorst y 10.000 hombres se vieron obligados a rendirse en Lübeck, mientras que Blucher y el resto del ejército tuvieron que rendirse al día siguiente.

Scharnhorst pronto fue intercambiado y sirvió en el cuerpo de Lestocq, luchando junto a los rusos. Luchó en Eylau y fue galardonado con el Pour le Mérite.

Reformas del ejército

Después de estos desastres, Scharnhorst fue ascendido a general de división y fue nombrado jefe de la comisión que se encargó de reformar el ejército prusiano. También se desempeñó como Intendente General del Ejército de 1808 a 1813. En este papel, le dio al ejército prusiano un breve período de control unificado, aunque esto no duró después del final de las guerras napoleónicas.

Antes de 1806, el ejército prusiano seguía siendo en gran medida el mismo que bajo Federico el Grande. La disciplina era dura, el reclutamiento estaba organizado por distritos de regimientos y solo las clases bajas y los campesinos podían servir. Los oficiales procedían casi en su totalidad de la nobleza (los famosos Junkers) o nobleza. El ejército tenía una fuerza en tiempo de paz de 230.000 hombres, muchos de los cuales fueron reclutados fuera de Prusia (pero dentro de Alemania). El servicio era de por vida.

En 1806, el ejército prusiano de gran prestigio simplemente se disolvió. Cincuenta y uno de los sesenta regimientos de infantería fueron destruidos y nunca regresaron. Además, los términos de la paz con Francia limitaban el ejército a solo 42.000 hombres con 22 generales.

La comisión de Scharnhorst tenía una membresía impresionante, en gran parte tomada de los elementos más progresistas del ejército. El más famoso fue August von Gneisenau, pero también incluyó a Hermann von Boyen (ministro de guerra 1814-1819) y Karl von Grolman (jefe del Estado Mayor 1814-19).

La comisión de Scharnhorst introdujo una amplia gama de reformas. El reclutamiento extranjero fue abolido en 1807 (al menos en parte porque el ejército más pequeño no lo necesitaba). Federico Guillermo III era hostil a la idea de la conscripción universal, considerándola demasiado revolucionaria (además de ir en contra de los términos de la Convención de París del 8 de septiembre de 1808). Este tratado también prohibía la formación de milicias o la introducción de medidas para fortalecer el ejército.

La restricción de números se resolvió en parte mediante la introducción de un sistema de servicio a corto plazo. Los veteranos experimentados fueron dados de baja del ejército y reemplazados por nuevos reclutas (Krümper), en lo que se conoció como el Krümpersystem. Esto fue similar al servicio militar obligatorio a corto plazo que se hizo común en Europa a finales del siglo XIX. Creó un grupo de reclutas entrenados que podrían ser llamados a los colores si el ejército necesitaba ser movilizado, sin aumentar el tamaño del ejército en tiempos de paz.

Parte de la culpa de las derrotas de 1806 recayó en el cuerpo de oficiales y en 1807-1808 fue purgado a gran escala. 102 generales fueron despedidos y ninguno volvió a entrar en servicio. Fueron 600 oficiales de campo, aunque unos pocos consiguieron nuevos encargos en 1813. Finalmente se fueron 4.000 subalternos, pero la mayoría de ellos fueron llamados en 1813 cuando el ejército recién ampliado necesitaba su experiencia. Quizás lo más dramático es que el dominio aristocrático del cuerpo de oficiales fue abolido el 6 de agosto de 1808. En tiempos de paz, ahora necesitabas educación para ganar una comisión, en coraje en tiempos de guerra y quizás, lo que es más importante, competencia. Dentro de cada regimiento, los oficiales eran responsables de seleccionar nuevos cadetes. Durante la Guerra de Liberación, esto tuvo el resultado esperado, y solo la mitad del cuerpo de oficiales de la nobleza, pero después de la guerra, los oficiales del regimiento lo usaron para excluir a las personas que no aprobaban, y el número de oficiales aristocráticos y de la nobleza aumentó a dos tercios para 1850.

El ejército prusiano ya tenía un Estado Mayor limitado antes de 1806. Esto ya estaba comenzando a crear un grupo de oficiales bien educados, pero después de 1806 el proceso se aceleró. El personal se dividió en cuatro subdepartamentos (estrategia y táctica; asuntos internos; economía y finanzas; artillería y municiones) y en 1810 se formó una academia militar. La misma estructura de estado mayor se repitió a nivel de cuerpo y división y, con el tiempo, el jefe de estado mayor se volvió casi tan importante como el comandante de una unidad. En los niveles inferiores se introdujo un nuevo conjunto de regulaciones tácticas, que se convirtió en un nuevo código de instrucción en 1812. La infantería ligera también se introdujo en grandes cantidades, para actuar contra la nube de escaramuzadores que siempre protegía al ejército francés.

La objeción del rey al servicio militar obligatorio se superó mediante la creación de una milicia que operaría paralelamente al ejército regular. Los artesanos, comerciantes, maestros, estudiantes y, de hecho, la mayoría de los habitantes urbanos, que no podían servir en el ejército principal, serían reclutados en la milicia. El severo sistema disciplinario fue abolido el 3 de agosto de 1808 y reemplazado por un nuevo código penal que consistía en simulacros de castigo para delitos menores, encarcelamiento o ejecución para delitos más graves y el uso de tribunales civiles para la mayoría de los delitos. En 1809 también se abolió el sistema que inmunizaba al personal militar frente a los tribunales civiles. El objetivo era crear un nuevo ejército nacional, motivado por el patriotismo más que por el miedo.

Después de los desastres de 1806, Frederick William había ordenado la formación de divisiones de armas mixtas, cada una con cuatro regimientos de infantería, dos regimientos de caballería y tres baterías de artillería. Los límites de tamaño impuestos por Napoleón significaron que esto no se podría lograr. El nuevo ejército tenía seis divisiones, cada una con dos regimientos de infantería y tres regimientos de caballería. Estos pronto fueron rebautizados como brigadas. Cuando el ejército se expandió durante la Guerra de Liberación, estas brigadas se expandieron a tres regimientos de infantería (dos regulares y uno Landwehr), cuatro unidades de caballería y una batería de artillería. Cuatro brigadas, reforzadas con más caballería y artillería formaron un cuerpo.

Cuando Prusia se unió a la Sexta Coalición a principios de 1813, las reformas de Scharnhorst significaron que el ejército se expandió rápidamente. El 9 de febrero de 1813 se suspendió el Kantonsystem (el sistema de reclutamiento geográfico). El 17 de marzo se formó oficialmente la milicia, ya que la Landwehr (contradefensa). Los veteranos dados de baja y los Krümper fueron llamados. En marzo de 1813, el ejército se había expandido desde su fuerza oficial en tiempo de paz de 42.000 hombres hasta la impresionante cifra de 130.000, y en agosto llegó a 270.000 hombres. Aproximadamente la mitad de ellos eran de Landwehr y mucho más de la mitad eran reclutas de servicio corto, por lo que el ejército de 1813 era muy diferente al ejército de 1806. Al principio no había suficientes armas para el ejército recién ampliado, y en la primavera campaña de 1813 muchos de los Landwehr tuvieron que usar picas. En la campaña de otoño habían llegado suministros de armas británicas y esta crisis había terminado.

Guerra de liberacion

Durante la paz, Scharnhorst había sido un defensor de Blücher, insistiendo en que era el hombre adecuado para liderar los nuevos ejércitos prusianos. Blücher consiguió el puesto con Scharnhorst como jefe de gabinete. Sin embargo, Scharnhorst fue herido en el pie en la batalla de Lützen (2 de mayo de 1813). Aunque la batalla fue una victoria francesa, el trabajo de Scharnhorst se mostró en la naturaleza de la retirada: no se repitió el caos de 1806 y el ejército prusiano se retiró intacto.

Después de la batalla, Scharnhorst no parecía estar tan malherido, y fue enviado a Austria para tratar de persuadir al emperador Francisco de que comprometiera a Austria en la guerra. Gneisenau lo reemplazó como jefe de personal de Blücher. Desafortunadamente, su herida se infectó y Scharnhorst murió a causa de sus heridas en Praga el 8 de junio de 1813.

Página de inicio napoleónica | Libros sobre las guerras napoleónicas | Índice de materias: Guerras napoleónicas


1911 Encyclopædia Britannica / Scharnhorst, Gerhard Johann David von

SCHARNHORST, GERHARD JOHANN DAVID VON (1755-1813), general prusiano, nació en Bordenau, cerca de Hannover, de una familia de agricultores, el 12 de noviembre de 1755. Logró educarse y conseguir la admisión en la academia militar de Wilhelmstein, y en 1778 recibió una comisión. en el servicio de Hannover. Empleó los intervalos del deber del regimiento en la autoeducación adicional y el trabajo literario. En 1783 fue transferido a la artillería y destinado a la nueva escuela de artillería en Hannover. Ya había fundado una revista militar que bajo varios nombres duró hasta 1805, y en 1788 diseñó, y en parte publicó, una Handbuch für Offiziers in den anwendbaren Theilen der Kriegswissenschaften. También publicó en 1792 su Militärische Taschenbuch für den Gebrauch im Felde. Los ingresos que obtenía de sus escritos eran su principal medio de sustento, ya que todavía era teniente, y aunque la granja de Bordenau producía una pequeña suma anual, tenía una esposa (Clara Schmalz, hermana de Theodor Schmalz, primer director de la Universidad de Berlín ) y familia para mantener. Su primera campaña fue la de 1793 en los Países Bajos, en la que sirvió con distinción bajo el duque de York. En 1794 participó en la defensa de Menin y conmemoró la fuga de la guarnición en su Vertheidigung der Stadt Menin (Hannover, 1803), que junto a su trabajo Die Ursachen des Glücks der Franzosen im Revolutionskrieg, es su obra más conocida. Poco después de esto, fue ascendido a mayor y fue empleado en el personal del contingente de Hannover.

En 1795, tras la paz de Basilea, regresó a Hannover. Ya era tan conocido por los ejércitos de los diversos estados aliados que de varios de ellos recibió invitaciones para transferir sus servicios. Esto finalmente lo llevó a comprometerse con el rey de Prusia, quien le otorgó una patente de nobleza, el rango de teniente coronel y una paga más del doble de la que había recibido en Hannover (1801). Fue empleado, casi como una cuestión de rutina, en un importante trabajo de instrucción en la Academia de Guerra de Berlín, tenía a Clausewitz (q.v.) como uno de sus alumnos, y fue el fundador de la Sociedad Militar de Berlín. En las movilizaciones y medidas cautelares que marcaron los años 1804 y 1805, y en la guerra de 1806 que fue la consecuencia natural, Scharnhorst era jefe del estado mayor (teniente-intendente) del duque de Brunswick, recibió una leve herida en Auerstädt y se distinguió por su severa resolución durante la retirada del ejército prusiano. Se unió a Blücher en las últimas etapas de la desastrosa campaña, fue hecho prisionero con él en la capitulación de Ratkau y, al ser intercambiado en breve, tuvo un papel prominente y casi decisivo en la dirección del cuerpo prusiano de L'Estocq que sirvió con los rusos. Por sus servicios en Eylau, recibió la orden pour le mérite.

Ahora era evidente que Scharnhorst era más que un brillante oficial de estado mayor. Educado en las tradiciones de la Guerra de los Siete Años, gradualmente, a medida que su experiencia se fue ampliando, fue despojando su mente de formas anticuadas de la guerra, y se dio cuenta de que un ejército "nacional" y una política de lucha decisiva las batallas por sí solas respondieron a la situación política y estratégica creada por la Revolución Francesa. Los pasos por los que convirtió al ejército profesional de Prusia de largo servicio, destruido en Jena, en el ejército nacional como lo conocemos hoy, basado en el servicio universal, fueron lentos y laboriosos. Fue ascendido a general de división pocos días después de la paz de Tilsit y puesto al frente de una comisión de reforma, a la que fueron nombrados los mejores de los oficiales más jóvenes como Gneisenau, Grolman y Boyen. El propio Stein se convirtió en miembro de la comisión y aseguró a Scharnhorst libre acceso al rey al hacer que lo nombraran ayudante de campo general. Pero las sospechas de Napoleón se despertaron rápidamente y el rey tuvo que suspender o cancelar repetidamente las reformas recomendadas. En 1809, la guerra entre Francia y Austria despertó esperanzas prematuras en el partido de los patriotas, que el conquistador no dejó de notar. Por aplicación directa a Napoleón, Scharnhorst eludió el decreto del 26 de septiembre de 1810, por el cual todos los extranjeros debían abandonar el servicio prusiano inmediatamente, pero cuando en 1811-1812 Prusia se vio obligada a aliarse con Francia contra Rusia y envió un ejército auxiliar a sirvió bajo las órdenes de Napoleón, Scharnhorst dejó Berlín con licencia ilimitada. En su jubilación escribió y publicó un trabajo sobre armas de fuego, Über die Wirkung des Feuergewehrs (1813). Pero la retirada de Moscú sonó por fin el llamado a las armas para el nuevo ejército nacional de Prusia. Scharnhorst fue llamado al cuartel general del rey y, tras negarse a ocupar un puesto superior, fue nombrado jefe de estado mayor de Blucher, en cuyo vigor, energía e influencia con los jóvenes soldados tenía plena confianza. La primera batalla Lützen o Gross-Görschen fue una derrota, pero una derrota muy diferente de las que hasta entonces Napoleón estaba acostumbrado a infligir. En él, Scharnhorst recibió una herida en el pie, no grave en sí misma, pero pronto mortal por las fatigas de la retirada a Dresde, y sucumbió a ella el 8 de junio en Praga, adonde había sido enviado a negociar con Schwarzenberg. y Radetzky por la intervención armada de Austria. Poco antes de su muerte había sido ascendido al rango de teniente general. Federico Guillermo III. erigió una estatua en su memoria, por Rauch, en Berlín.

Ver C. von Clausewitz, Über das Leben und den Charakter des General contra Scharnhorst H. contra Boyen, Beiträge zur Kenntnis des General contra Scharnhorst vive de Schweder (Berlín, 1865), Klippel (Leipzig, 1869) M. Lehmann (Leipzig, 1886-1888, una obra importante en dos volúmenes) también Max Jähns, Gesch. der Kriegswissenschaften, iii. 2154 Weise, Scharnhorst und die Durchführung der allgemeinen Wehrpflicht (1892) A. von Holleben, Der Frühjahrsfeldzug, 1813 (1905) y F. N. Maude, La campaña de Leipzig (1908).


Contenido

Nacido en Bordenau (ahora parte de Neustadt am Rübenberge, Baja Sajonia) cerca de Hannover, en la familia de un pequeño terrateniente, [1] Scharnhorst logró educarse y conseguir la admisión en la academia militar de William, conde de Schaumburg-Lippe, en la fortaleza de Wilhelmstein. En 1778 recibió un encargo para el servicio de Hannover. Empleó los intervalos del deber del regimiento en la autoeducación adicional y el trabajo literario. En 1783 se trasladó a la artillería y recibió un nombramiento en la nueva escuela de artillería en Hannover. Ya había fundado una revista militar que, bajo una serie de nombres, duró hasta 1805, y en 1788 diseñó, y en parte publicó, un Manual para Oficiales de las Secciones Aplicadas de Ciencias Militares (Handbuch für Offiziere in den anwendbaren Teilen der Kriegswissenschaften). También publicó en 1792 su Military Handbook for Use in the Field (Militärisches Taschenbuch für den Gebrauch im Felde).

Los ingresos que obtuvo de sus escritos proporcionaron el principal medio de sustento de Scharnhorst, ya que todavía tenía el rango de teniente, y aunque la granja de Bordenau producía una pequeña suma anual, tenía una esposa, Clara Schmalz (hermana de Theodor Schmalz, el primer director de la Universidad de Berlín) y familia para mantener. Su primera campaña militar tuvo lugar en 1793 en los Países Bajos, en la que sirvió con distinción bajo el duque de York. En 1794 participó en la defensa de Menen y conmemoró la fuga de la guarnición en su Defensa de la ciudad de Menen (Verteidigung der Stadt Menin, Hannover, 1803), que, además de su trabajo sobre "Los orígenes de la buena fortuna de los franceses en la Guerra de Independencia" (Die Ursachen des Glücks der Franzosen im Revolutionskrieg) sigue siendo su obra más conocida. Poco tiempo después, recibió un ascenso al rango de mayor y se unió al personal del contingente de Hannover.

Después de la Paz de Basilea (5 de marzo de 1795) Scharnhorst regresó a Hannover. A estas alturas se había hecho tan conocido entre los ejércitos de los diversos estados aliados que recibió invitaciones de varios de ellos para transferir sus servicios. Esto finalmente lo llevó a comprometerse con el rey Federico Guillermo III de Prusia, quien le otorgó una patente de nobleza, el rango de teniente coronel y más del doble de la paga que había recibido en Hannover (1801). La Academia Militar Prusiana lo empleó, casi de forma natural, en un importante trabajo de instrucción (Clausewitz fue uno de sus estudiantes) y fundó la Sociedad Militar de Berlín. En las movilizaciones y medidas cautelares que marcaron los años 1804 y 1805, y en la guerra de 1806 que siguió, Scharnhorst se desempeñó como jefe del estado mayor (teniente-intendente) del duque de Brunswick, recibió una leve herida en Auerstedt (14 Octubre de 1806) y se distinguió por su severa resolución durante la retirada del ejército prusiano. Se unió a Blücher en las últimas etapas de la desastrosa campaña, fue cautivo con él en la capitulación de Ratekau (7 de noviembre de 1806) y, rápidamente intercambiado, tuvo un papel prominente y casi decisivo en la conducción del cuerpo prusiano de L'Estocq. que sirvió con los rusos. Por sus servicios en Eylau (febrero de 1807) recibió la más alta orden militar prusiana Pour le Mérite.

Era evidente que las habilidades de Scharnhorst excedían las de un oficial de estado mayor simplemente brillante. Educado en las tradiciones de la Guerra de los Siete Años, gradualmente, a medida que su experiencia se fue ampliando, fue despojando su mente de formas anticuadas de guerra y se dio cuenta de que sólo un ejército "nacional" y una política de librar batallas decisivas podrían dar un resultado adecuado. respuesta a la situación política y estratégica provocada por la Revolución Francesa. Fue ascendido a general de división pocos días después de la Paz de Tilsit (julio de 1807) y se convirtió en el jefe de una comisión de reforma que incluía a los mejores de los oficiales más jóvenes, como Gneisenau, Grolman y Boyen. El propio Stein se convirtió en miembro de la comisión y aseguró el libre acceso de Scharnhorst al rey Federico Guillermo III al asegurar su nombramiento como ayudante de campo. Pero Napoleón rápidamente comenzó a sospechar, y Frederick William tuvo que suspender o cancelar repetidamente las reformas recomendadas.

Con pasos lentos y laboriosos, Scharnhorst convirtió el ejército profesional de Prusia de servicio prolongado, destruido en Jena (1806), en un ejército nacional basado en el servicio universal. El servicio universal no se aseguró hasta su muerte, pero estableció los principios y preparó el camino para su adopción. Se abolieron las matriculaciones de extranjeros, se limitaron los castigos corporales a casos flagrantes de insubordinación, se estableció la promoción por mérito y se organizó y simplificó la administración militar. La organización de la Landwehr (reservas del ejército) se inició.

En 1809, la guerra entre Francia y Austria despertó esperanzas prematuras en el partido de los patriotas, que el conquistador no dejó de notar. Por aplicación directa a Napoleón, Scharnhorst evadió el decreto del 26 de septiembre de 1810, que requería que todos los extranjeros dejaran el servicio prusiano inmediatamente, pero cuando en 1811-1812 Francia obligó a Prusia a aliarse contra Rusia y Prusia envió un ejército auxiliar para servir bajo el mando de Napoleón. órdenes, Scharnhorst salió de Berlín con licencia ilimitada. En su jubilación escribió y publicó un trabajo sobre armas de fuego, Über die Wirkung des Feuergewehrs (1813). Pero la retirada de Moscú (1812) sonó por fin el llamado a las armas para el nuevo ejército nacional de Prusia.

Scharnhorst, llamado al cuartel general del rey, rechazó un puesto más alto pero se convirtió en jefe de estado mayor de Blücher, en cuyo vigor, energía e influencia con los jóvenes soldados tenía plena confianza. El príncipe ruso Wittgenstein quedó tan impresionado por Scharnhorst que pidió prestado temporalmente como jefe de personal, y Blücher estuvo de acuerdo. En la primera batalla, Lützen o Gross-Görschen (2 de mayo de 1813), Prusia sufrió una derrota, pero una derrota muy diferente de las que Napoleón había infligido hasta entonces. Los franceses sufrieron bajas significativas y, debido en parte a una grave escasez de caballería, no siguieron adelante, lo que lo convirtió en un triunfo incompleto. En esta batalla, Scharnhorst recibió una herida en el pie, no grave en sí misma, pero pronto mortal por las fatigas de la retirada a Dresde, y sucumbió a ella el 28 de junio de 1813 en Praga, donde había viajado para negociar con Schwarzenberg. y Radetzky por la intervención armada de Austria. Poco antes de su muerte había sido ascendido al rango de teniente general. Federico Guillermo III erigió una estatua en su memoria, de Christian Daniel Rauch, en Berlín. Scharnhorst fue enterrado en el cementerio Invalidenfriedhof de Berlín.

Scharnhorst se convirtió en el homónimo de varios objetos, lugares y grupos:

    , un crucero blindado alemán de 1906 durante la Primera Guerra Mundial, un acorazado alemán de 1936 durante la Segunda Guerra Mundial y un barco líder de la clase Scharnhorst, que también incluía el Gneisenau. , una división de infantería alemana de 1945 y una de las últimas formaciones nuevas de la Wehrmacht de la Segunda Guerra Mundial. , orden militar más alta del antiguo Ejército Popular Nacional de Alemania Oriental (NVA). , un balandro británico de 1943, inicialmente conocido como HMS Sirena, transferido a Alemania Occidental en 1959.
  • Muchas calles de ciudades alemanas, incluidas Berlín, Hamburgo, Múnich y Colonia, entre otras.

El general Hans von Seeckt ha sido comparado con Scharnhorst, principalmente por su participación en la preparación del ejército alemán de la República de Weimar, severamente limitado por el Tratado de Versalles, para su eventual rearme, adaptando doctrinas secretas y preparando un Estado Mayor. Se le ha atribuido su éxito sin precedentes en las campañas de 1939-1940. Después del ascenso de los nazis en Alemania, el mariscal de campo von Mackensen comparó a von Seeckt con Scharnhorst, diciendo "El viejo fuego todavía ardía y el Control Aliado no había destruido ninguno de los elementos duraderos de la fuerza alemana". Winston Churchill también se adhirió a esta teoría, creyendo que von Seeckt fue vital para que Alemania regresara a su lugar en el mundo militar tan rápidamente como lo había hecho. [2]


Biografía [editar | editar fuente]

Nacido en Bordenau (ahora parte de Neustadt am Rübenberge, Baja Sajonia) cerca de Hannover, en la familia de un granjero, logró educarse y conseguir la admisión en la academia militar de William, Conde de Schaumburg-Lippe en la fortaleza Wilhelmstein. En 1778 recibió un encargo en el servicio de Hannover. Empleó los intervalos del deber del regimiento en la autoeducación adicional y el trabajo literario. En 1783 se trasladó a la artillería y recibió un nombramiento en la nueva escuela de artillería en Hannover. Ya había fundado una revista militar que, bajo varios nombres, perduró hasta 1805, y en 1788 diseñó, y en parte publicó, una Handbuch für Offiziere in den anwendbaren Teilen der Kriegswissenschaften ("Manual para oficiales de las secciones aplicadas de la ciencia militar"). También publicó en 1792 su Militärisches Taschenbuch für den Gebrauch im Felde ("Manual militar para uso en el campo").

La tumba del Invalidenfriedhof en Berlín.

Los ingresos que obtuvo de sus escritos le proporcionaron su principal medio de sustento, ya que todavía tenía el rango de teniente, y aunque la granja de Bordenau producía una pequeña suma anual, tenía una esposa (Clara Schmalz, hermana de Theodor Schmalz, primer director de la Universidad de Berlín) y la familia para mantener. Su primera campaña tuvo lugar en 1793 en los Países Bajos, en la que sirvió con distinción bajo el duque de York. En 1794 participó en la defensa de Menin y conmemoró la fuga de la guarnición en su Verteidigung der Stadt Menin ("Defensa de la ciudad de Menin") (Hannover, 1803), que, además de su trabajo Die Ursachen des Glücks der Franzosen im Revolutionskrieg ("Los orígenes de la buena fortuna de los franceses en la Guerra de la Independencia"), sigue siendo su obra más conocida. Poco después recibió un ascenso al rango de mayor y se unió al personal del contingente de Hannover.

Después de la Paz de Basilea (5 de marzo de 1795) Scharnhorst regresó a Hannover. A estas alturas se había hecho tan conocido entre los ejércitos de los diversos estados aliados que recibió invitaciones de varios de ellos para transferir sus servicios. Esto finalmente lo llevó a comprometerse con el rey Federico Guillermo III de Prusia, quien le otorgó una patente de nobleza, el rango de teniente coronel y más del doble de la paga que había recibido en Hannover (1801). La Academia de Guerra de Berlín lo empleó, casi de forma natural, en un importante trabajo de instrucción (Clausewitz fue uno de sus estudiantes) y fundó la Sociedad Militar de Berlín. En las movilizaciones y medidas cautelares que marcaron los años 1804 y 1805, y en la guerra de 1806 que siguió, Scharnhorst se desempeñó como jefe del estado mayor (teniente-intendente) del duque de Brunswick, recibió una leve herida en Auerstedt (14 Octubre de 1806) y se distinguió por su severa resolución durante la retirada del ejército prusiano. Se unió a Blücher en las últimas etapas de la desastrosa campaña, fue cautivo con él en la capitulación de Ratekau (7 de noviembre de 1806) y, rápidamente intercambiado, tuvo un papel prominente y casi decisivo en la conducción del cuerpo prusiano de L'Estocq. que sirvió con los rusos. Por sus servicios en Eylau (febrero de 1807), recibió la orden militar prusiana más alta Pour le Mérite.

Era evidente que las habilidades de Scharnhorst excedían las de un oficial de estado mayor simplemente brillante. Educado en las tradiciones de la Guerra de los Siete Años, gradualmente, a medida que su experiencia se fue ampliando, fue despojando su mente de formas anticuadas de guerra, y se dio cuenta de que solo un ejército "nacional" y una política de librar batallas decisivas podrían dar un resultado adecuado. respuesta a la situación política y estratégica provocada por la Revolución Francesa. Fue ascendido a general de división pocos días después de la Paz de Tilsit (julio de 1807) y se convirtió en el jefe de una comisión de reforma que incluía a los mejores de los oficiales más jóvenes, como Gneisenau, Grolman y Boyen. El propio Stein se convirtió en miembro de la comisión y aseguró el libre acceso de Scharnhorst al rey Federico Guillermo III al asegurar su nombramiento como ayudante de campo. Pero Napoleón rápidamente comenzó a sospechar, y Frederick William tuvo que suspender o cancelar repetidamente las reformas recomendadas.

Con pasos lentos y laboriosos, Scharnhorst convirtió el ejército profesional de Prusia de servicio prolongado, destruido en Jena (1806), en un ejército nacional basado en el servicio universal. El servicio universal no se aseguró hasta su muerte, pero estableció los principios y preparó el camino para su adopción. Se abolieron las matriculaciones de extranjeros, se limitaron los castigos corporales a casos flagrantes de insubordinación, se estableció la promoción por mérito y se organizó y simplificó la administración militar. La organización de la Landwehr (reservas del ejército) se inició.

Estatua de Scharnhorst en Unter den Linden, Berlín

En 1809, la guerra entre Francia y Austria despertó esperanzas prematuras en el partido de los patriotas, que el conquistador no dejó de notar. By direct application to Napoleon, Scharnhorst evaded the decree of 26 September 1810, which required all foreigners to leave the Prussian service forthwith, but when in 1811–1812 France forced Prussia into an alliance against Russia and Prussia despatched an auxiliary army to serve under Napoleon's orders, Scharnhorst left Berlin on unlimited leave of absence. In retirement he wrote and published a work on firearms, Über die Wirkung des Feuergewehrs (1813). But the retreat from Moscow (1812) at last sounded the call to arms for the new national army of Prussia.

Scharnhorst, recalled to the king's headquarters, refused a higher post but became Chief of Staff to Blücher, in whose vigour, energy, and influence with the young soldiers he had complete confidence. Russian Prince Wittgenstein was so impressed by Scharnhorst that he asked to borrow him temporarily as his Chief of Staff. Blücher agreed. In the first battle, Lützen or Gross-Görschen (2 May 1813), Prussia suffered defeat, but a very different defeat from those Napoleon had hitherto customarily inflicted. The French failed to follow up, so this defeat was not complete. In this battle, Scharnhorst received a wound in the foot, not in itself grave, but soon made mortal by the fatigues of the retreat to Dresden, and he succumbed to it on 28 June 1813 at Prague, where he had travelled to negotiate with Schwarzenberg and Radetzky for the armed intervention of Austria. Shortly before his death he had received promotion to the rank of lieutenant-general. Frederick William III erected a statue in memory of him, by Christian Daniel Rauch, in Berlin. Scharnhorst was buried at the Invalidenfriedhof Cemetery in Berlin.


SCHARNHORST (Gerhard-Johann-David von), 1755-1813

Born in a Hanoverian farming family, Scharnhorst was an artillery teacher and founded a newspaper which was published until 1805. Once his reputation was established, he let himself be recruited by Prussia in 1801. There he gave talks (Clausewitz was amongst his audience), and he helped the Duke of Brunswick when the latter occupied Hanover in 1805. He was a member of the Duke's Staff in the fatal campaign of 1806. After the defeat, he undertook the military reorganisation of Prussia, with Gneisenau and Boyen. His main innovation was the Krumper system, which enabled the Prussians to bypass the troop limitations imposed by Napoleon. The extent of his work was to be obvious in 1813, but Scharnhorst, who was Blücher's Chief of Staff, was seriously wounded at the battle of Grossgörschen in May, 1813, and died two months later on a diplomatic mission in Prague, attempting to bring the Austrians over to the allied side.

Jean Tulard, in Tulard Jean, (ed.), Dictionnaire Napoléon , Paris: Fayard, 1987, 2nd edition 1999, p. 977, ed./trans. P.H., L.L.


History of the Cemetery

The Invalids’ Cemetery dates back to 1748 when it was laid out as part of the adjacent Invalids’ House – built upon the orders of Frederick II of Prussia for Army officers disabled in military service. It became the final resting place for notable and meritorious officers of the Prussian-German army who had fought in the 1813 -1815 Wars of Liberation. Since the latter half of the 19th century it was considered an honour to be buried there and towards the end of the century even notable civilians and nurses from the Augusta-Hospital, a military hospital founded on the initiative by Queen Augusta in 1868 which was situated opposite the cemetery, were also interred there. One of the most spectacular monuments is that of the tomb of the famous minister of war and army reformer General Gerhard Johann David von Scharnhorst (1755-1813) and his family which was designed by Karl Friedrich Schinkel depicting a slumbering lion and decorated with inscriptions and scenes by Friedrich Tieck illustrating Scharnhorst’s life.

Earliest known illustration of the Invalids’ House. View of the main building, wings and two churches, all surrounded by low outbuildings on each side

The Invalids’ House was closed as a military institution after 1918 and transformed into the Invalids’ House Foundation. Sadly about 3000 graves older than 30 years, for which no more fees had been paid, were levelled over in a large-scale operation after 1925 thus decimating the number of graves by half.

There was mixed feeling about the cemetery during the years of the national socialist dictatorship. On the one hand, the Prussian elite were regarded as reactionary and thus the cemetery faced being built over. On the other hand, plans existed to exhibit the most important tombs in an enormous vaulted “Soldiers Hall”. Not only were some representatives of the Nazi regime buried there – including Reinhard Heydrich, Reichsprotector of Bohemia and Moravia, head of the security police and security force, chief organiser of the mass destruction of the Jews, Fritz Todt, Reich Minister for Weapons and Munitions, some Party members and followers e.g. General Rudolf Schmundt who died from injuries incurred by the attack on Hitler on 20th July 1944 but also personae involved and murdered in the resistance movement such as the last commander of the Invalids’ House, Colonel Wilhelm Staehle.

A plaque commemorates the death of Lieutenant-Colonel Fritz von der Lancken who was executed on 29th September 1944 at the prison Berlin-Plötzensee after the failure of the plot against Hitler. His villa in Potsdam served as a meeting place for those involved in the assassination attempt on Hitler.

During the Nazi regime, Werner von Fritsch, former member of the Army High Command (and second German general to be killed in WWII), air ace Werner Mölders and Luftwaffe General Ernst Udet were also buried there. Mölders died in a plane crash on his way to Udet’s funeral and they were buried opposite each other close to the “Red Baron” Manfred von Richthofen.
Assassinated by members of the extreme right of the Freicorps in 1922during the Weimar Republic, the German-Jewish statesman and Minister of Foreign Affairs Field Marshall Walter von Reichenau was also interred here during the Nazi regime.

At the end of WWII the Invalids’ Cemetery, the second oldest military cemetery in Berlin, was confiscated as a military object by a resolution passed by the Allied Control Council, possibly because it contained memorials to prominent Nazis and to Prussian military history. However, business continued as usual for the time being. Sobre 17th May 1946 the Allied Control Council issued the order to remove all military and national socialist monuments, also on cemeteries, and this resulted in the removal of the grave markers of Heydrich and Todt, although their bodies were not disinterred.

En May 1951 the Invalids’ Cemetery was closed by resolution passed by the city council of East Berlin and all expired graves from before 1925 to be levelled over. Under the pretext of “Reconstruction”, graves no longer maintained, gravestones destroyed in the war and two damaged mausoleums were cleared and flattened in June 1951. Later it was opened to the public albeit for fours hours, four days a week. When the building of Berlin Wall began on 13th August 1961, a further step towards the destruction of the Invalids’ Cemetery was initiated

The sector border ran through the middle of the Spandau Shipping Canal right on the boundary of the cemetery. Entire sections were cleared to allow for the border strip amounting to about a third of the cemetery. Watch towers, floodlights, shooting ranges and facilities for guard dogs were erected with a concrete road built over the graves. The department of “Clearage” of the district Berlin-Mitte registered the demolition of 94 tons of monuments as well as 26, 5 tons of gravestones from graves which had not even expired. Three tons of grave railings were dismantled and removed.

En June 1973 ownership fell to the nearby Government Hospital and garages and a car park were constructed. The so-called fourth Generation of the Wall instigated further destruction from 1972 – 1975. In 1975 graves were razed once more including the tomb of the master builder Carl Rabitz which was fashioned in the form of an Attic Temple. Graves with exclusive rights for permanency or those which had not yet transpired were anonymously relocated. The only reason why the cemetery was not completely destroyed was due to figures such as Gerhard von Scharnhorst and Friedrich Friesen, who died in the Wars of Liberation, whom the GDR sought to monopolize ideologically as the freedom fighters.

Developments since Reunification

Despite the devastation caused during the GDR, at least 200 tombs and gravestones still exist owing to the efforts of the East German Office for the Preservation of Historical Monuments. These graves proffer a virtually complete example of Berlin sepulchral culture of the past 200 years. In addition to early classical attestations, one finds examples of Art Nouveau and New Objectivity. Having recognized this, the Invalids’ Cemetery was bestowed monument protection under the laws of the Preservation of Sites of Historic Interest issued by the Berlin Monument Authority as early as 1990 following the Fall of the Wall.

En 1992 a group of active voluntary monument curators founded the Invalids’ Cemetery Association “Förderverein Invalidenfriedhof e. V.” and accompany and support work carried out by municipal authorities.

Of special interest was the provisional protective cover over the tomb of General von Scharnhorst erected by the Berlin Monument Authority in 1990. Further conservational measures were the restoration of the indispensable and defining elements of the Invalids’ Cemetery. Thus the Park and Garden Conservation Office replanted the main avenue with linden trees at the end of 1991. The following year the rather distinctive tomb of the first Commander of the Invalids’ House, Gustav Friedrich von Kessel, which lies prominently at the centre of the intersection of the main avenue, was restored.

Also worthy of mention is the restoration of numerous graves of important, for instance, of the generals von Boyen, von Scharnhorst and von Winterfeldt. Entre 1997 and 2001, the Foundation German Class Lottery approved considerable funds for the cemetery resulting in the restoration of more graves. This included special restoration work on excavated gravestones.

The completion of the Lapidarium in the services yard was outstanding as well as the complete restoration of the historical wall along the Spandau Shipping Canal which once marked the border to West Berlin. This was financed with funds from the Federal Government Commission for Cultural Affairs and the Media which additionally financed numerous projects in the cemetery in the following years. Particularly precious original stones are stored in the Lapidarium. The above measures were completed in time for the 250th anniversary of the Invalids’ Cemetery in November 1998.

Institutional provider from 1991 to 1995 was the Berlin Office for the Preservation of Historic Gardens and the Berlin Monument Authority respectively. Ya que 1995 the cemetery has been owned and maintained by the Berlin-Mitte Office for Nature Conservation and Parks which also participates in restoration measures taken. However, without the immense dedication, commitment and support by the Invalids’ Cemetery Association, numerous Family Associations and individual persons, all restoration of the cemetery undertaken since Reunification would not have been possible.


Gerhard Johann David von Scharnhorst (1755-1813)

Der General und Militärreformer Gerhard Johann David (seit 1802) von Scharnhorst (1755�) stand zunächst in hannöverschen, seit 1801 dann in preußischen Diensten. Friedrich Wilhelm III (1770�) ernannte ihn 1807 zum Vorsitzenden der Militär-Reorganisationskommission. Als solcher war er hauptverantwortlich für die preußischen Militärreformen (Abschaffung der Prügelstrafe, 1808 Einführung der allgemeinen Wehrpflicht, 1814).

Friedrich Bury (1763�), Gerhard David von Scharnhorst (1755�), schwarz-weiß Reproduktion eines Ölgemäldes, um 1810 Bildquelle: Schulze, Friedrich (Hg.): Die Franzosenzeit in deutschen Landen 1806�: In Wort und Bild der Mitlebenden, Leipzig 1908, vol. 1: 1806�.


SCHARNHOST, Gerhard-Johann-David von, général (1755-1813)

Gerhard von Scharnhorst par Friedrich Bury

Né dans une famille de fermiers du Hanovre, il fut instructeur d'artillerie et fonda un journal qui parut jusqu'en 1805. Sa réputation établie, il se laissa séduire par la Prusse en 1801. Il y fit des conférences (Clausewitz fut l'un de ses auditeurs) et assista le duc de Brunswick lorsqu'il occupa le Hanovre en 1805. Il fut chargé de l'état major du même duc dans la fatale campagne de 1806-1807.

Après la défaite, il entreprit une réorganisation militaire de la Prusse, assisté de Gneisenau et Boyen. Son innovation principale fut le système de Krumper , permettant de tourner les limitations en hommes imposées par Napoléon.

En 1813, on put mesurer l'ampleur du travail acompli, mais Scharnhorst, qui servait de chef d'état-major à Blücher, fut grièvement blessé et mourut deux mois après.

Bibliographie :
Fiedler (S.), Scharnhorst , 1963
Höhn (R.), Scharnhorst Vermächtnis , 1972

D'après la notice de Jean Tulard du Dictionnaire Napoléon , dir. Jean Tulard, Éd. Fayard, 1999


Gerhard Johann David von Scharnhorst

Gerhard Johann David von Scharnhorst (1755-1813)

Gerhard Johann David Scharnhorst wurde am 12.11.1755 in Bordenau bei Hannover als Sohn des Quartiermeisters Ernst Wilhelm Scharnhorst geboren. Der Vater entstammte einer alten Bordenauer Brinksitzer-Familie. Die Brinksitzer waren Kleinbauernfamilien. Die Mutter Wilhelmine Tegtmeyer war die Tochter eines Gutsbesitzers. Dieses Gut berechtigte zur Teilnahme an der Landschaft. Das Gut, dass Ernst Wilhelm Scharnhorst durch einen Rechtsstreit erbte, gehörte zur Calenberg-Grubenhagenschen Landschaft. Das Gut Bordenau war nur ein kleines Gut, dessen Erträge sehr bescheiden waren, und aus Sicht von Scharnhorsts späteren preußischen Offizieren stellte dieses Landgut eher eine Klitsche dar.

Ab dem Jahre 1773 besuchte der junge Scharnhorst die Militärschule des Grafen Wilhelm von Schaumburg-Lippe (1724-1777) auf dem Wilhelmstein und im Jahre 1778 wurde er in das kurhannoverische Reiterregiment Estorff unter dem Befehl des Generals Emmerich Otto August von Estorff (1722-1796) übernommen. Er wurde zunächst als Fähnrich eingestellt und sein Regiment lag in Northeim bei Göttingen. Im Jahre 1782 wurde Scharnhorst, inzwischen Leutnant der Artillerie, zur Kriegsschule nach Hannover berufen. Diese Berufung erfolgte auf seinen eigenen Wunsch hin. Noch im gleichen Jahr wurde er zu einem der ersten Lehrer an der Artillerieschule in Hannover, Er wurde auch zum leitenden Bibliothekar dieser Militäranstalt bestellt. Im folgenden Jahr unternahm der junge Leutnant Scharnhorst eine militärische Studienreise nach Bayern, Sachsen, Baden Österreich und Preußen.

Später verfasste er auch einige Schriften über das bayerische Militär, dass jedoch in der Beurteilung Scharnhorsts eher schlecht abschnitt. Im Jahre 1792 wurde der Lehrer an der Kriegsschule zum Stabskapitän befördert.

Während des Ersten Koalitionskrieges gegen das revolutionäre Frankreich kämpfte Stabskapitän Scharnhorst an der Spitze einer reitenden Batterie sowohl in Flandern als auch in Holland. Er zeichnete sich insbesondere beim Rückzug aus Hondschoote und bei der Verteidigung Menins besonders aus. Hauptmann von Scharnhorst war hier als Generalstabschef des Generalmajors von Hammerstein eingesetzt. Hammerstein verteidigte mit einem Aufgebot von nur 2.500 Mann Infanterie eine desolate Festung am linken Ufer der Lys gegen 20.000 Mann unter dem Kommando von General Moreau. Nach drei Tagen zog sich das Gros der hannoverschen Streitkräfte zurück. Es blieb nur eine kleine Besatzung um den Rückzug zu verschleiern. Am nächsten Morgen ergaben sich die Verteidiger ehrenvoll. Durch seinen persönlichen Einsatz wurde Scharnhorst auf Betreiben des befehlshabenden Generals von Hammerstein (1735-1811) zum Major befördert.

Im Jahre 1796, für die Hannoversche Armee war der Erste Koalitionskrieg gegen das revolutionäre Frankreich inzwischen beendet gab er ab 1796 ein Journal unter dem Titel » Neues Militärisches Journal « heraus. Er verarbeitete in dieser Zeitschrift seine Erfahrungen aus den Kriegsjahren 1793 bis 1795. Zugleich entwickelte sich hier auch der Militärreformer Scharnhorst, der seinen Vorgesetzten zahlreiche Denkschriften zu – aus seiner Sicht – notwenigen Veränderungen der Armee des Kurfürstentums Hannover.

Doch die Worte des noch jungen Militärreformers stießen auf taube Ohren im Königreich Hannover so entschloss er sich im Jahre 1801 den Dienst zu quittierten. Nun stellte sich der Artillerieoffizier in den Dienst des Nachbarn Preußen. Zunächst wurde er zum Direktor der »Lehranstalt für junge Infanterie- und Kavallerieoffiziere« berufen. Sein dortiger Unterricht wirkte sich auf seine Schüler entsprechend aus. So befanden sich viele der späteren preußischen Militärreformer in jener Zeit unter seinen Schülern. Hier seien nur Carl von Clausewitz, Hermann von Boyen, Karl Wilhelm Georg von Grolman oder auch Karl von Müffling exemplarisch aufgelistet.

Im Jahre 1802 gehörte er zu den Stiftern der » Militärischen Gesellschaft «, dessen Leitung der preußische General Ernst von Rüchel übernahm. Noch heute gilt diese Vereinigung als Keimzelle der preußischen Heeresreform nach 1806. Im Jahre 1804 wurde ihm, inzwischen in den Adelsstand erhoben, der Dienstgrad eines Obersten verliehen.

Im Jahre 1806 übernahm Scharnhorst die Aufgaben eines Stabschefs in der Armee des Herzogs von Braunschweig. Zuvor diente er in gleicher Stellung bei General von Rüchel.

Auch in jenen Jahren schrieb Oberst von Scharnhorst zahlreiche Denkschriften über anstehende Reformen des preußischen Militärs oder die Einführung einer preußischen Nationalmiliz oder die Mobilmachung.

Er kämpfte am 14.10.1806 bei Auerstedt erfolgreich an der Spitze seiner Truppen. Doch durch eine Verwundung an der rechten Seite entschloss er sich, den Rückzug des Generals der Kavallerie Gebhard Leberecht von Blücher nach Lübeck zu unterstützen. An seine Tochter Julie schrieb der Oberst am 22.11.1806 aus Rostock:

Wenn Schmit bei mir im wagen schläft, so habe ich die traurige Freiheit, mich ganz dem Ausbruch des Schmerzes zu überlassen. Mich trifft es doppelt, da ich all die Fehler, die Dummheit, die Feigheit kenne, die uns in die jetzige Lage gebracht haben. Der einzige Trost, der innere, ist, dass ich Vorschläge von Anfang an getan habe, wie man unserm Unglück zuvorkommen konnte, die Einrichtung einer Nationalmiliz, der allgemeinen Bewaffnung des Landes im Vorigen Sommer, die Verstärkung der Regimenter, eine eigene politische Verbindung. Ebenso habe ich in den Operationen immer den richtigen Gesichtspunkt gezeigt, in der Schlacht selbst habe ich den Teil, bei dem ich war, zum Siege geführt kurz ich habe für meine Person tausend mal mehr getan, als ich zu tun brauchte.

Scharnhorst geriet, wie auch sein Freund Blücher, nach der Kapitulation von Ratkau am 06.11.1806 in französische Gefangenschaft und wurde in Hamburg interniert. Nach kurzer Gefangenschaft wurden beide ausgetauscht und Scharnhorst nahm als Generalquartiermeister im Korps des Generals L’Estocq an der Schlacht von Preußisch-Eylau teil. König Friedrich Wilhelm zeichnete den Offizier wegen seines geschickten und tapferen Einsatzes mit dem Orden Pour le Merite aus.

Nach dem Frieden von Tilsit berief der König den engagierten Reformer und tapferen Soldaten zum Vorsitzendenden der Militär-Reorganisationskommission. Neben Scharnhorst gehörten diesem Gremium Gneisenau, Grolman, Boyen und auch Clausewitz an. In dieser Stellung konnte er das preußische Heer vollkommen neu organisieren. So führte er Qualifikationsvoraussetzungen für Offiziere ein auch schuf er das bisherige Werbesystem in der preußischen Armee ab. Vielmehr konzentrierte man sich nun auf eine rasche Ausbildung der Rekruten. So konnte man eine starke Reserve für den Kriegsfall schaffen. Es gelang ihn auch, dass preußische Söldnerherr in ein richtiges Volksheer zu verwandeln. Ihm gelang es auch die Grundlagen für eine preußische Landwehr zu schaffen.

Auf französischen Druck musste Scharnhorst, der preußischer Kriegsminister war, von diesem Amt zurücktreten. Er blieb jedoch als Chef des Generalstabes im Amt und nutzte die neu gewonnene Freiheit zum Aufbau eines preußischen Ingenieurskorps.

Anders als seine Freunde Grolman oder Clausewitz trat er nach dem französisch-russischen Bündnis von 1812 nicht in russische Kriegsdienste sondern bereitete Anfang 1813 die preußische Erhebung gegen Napoleon vor. So setzte sich der Chef des Generalstabes für die Unterzeichnung der Konvention von Kalisch vom 28.02.1813 zwischen Preußen und Russland ein, die beide Staaten in einem Militärbündnis zusammenführte und eine der Grundlagen zu den preußischen Freiheitskriegen bildete.

Scharnhorst wurde bei Ausbruch des Krieges von 1813 als Generalquartiermeister der Schlesischen Armee unter dem Befehle Blüchers zugeteilt. Beide Männer setzten sich – vergeblich – für eine energische Kriegsführung gegen Frankreich ein.

Gerhard von Scharnhorst erlitt während der Schlacht von Großgörschen am 02.05.1813 am linken Knie eine Schussverletzung an deren Folgen er wenige Wochen später in Prag sterben sollte. Noch am Tage der Schlacht verlieh der König dem Generalquartiermeister das Eiserne Kreuz.

Auf seiner Reise nach Wien, wie schon erwähnt, verstarb der Offizier und Militärreformer an den Folgen einer schlecht versorgten Wunde. Er beabsichtigte in Wien mit Österreich Verhandlungen zum Beitritt des österreichischen Kaisers zur antinapoleonischen Koalition zwischen Preußen und Russland zu bewegen.

Gerhard von Scharnhorst trat im Jahre 1779 den Freimaurern bei und wurde in die Loge » Zum Goldenen Zirkel « in Göttingen aufgenommen.

Seine letzte Ruhestätte fand der preußische Militärreformer auf den Invalidenfriedhof in Berlin. Sein Grab wird durch ein von Schinkel geschaffenes Monument mit einem von Christian Friedrich Tieck geschaffenen Relief bedeckt. Im Jahre 1822 entschloss sich König Friedrich Wilhelm III. den großen Soldaten des Befreiungskrieges durch ein von Rauch gestalteten Monuments zu gedenken. Auch vor seinem Geburtshaus in Bordenau finde sich ein Denkmal zu seinen Ehren. Auch in der von König Ludwig von Bayern geschaffene Walhalla findet sich eine Büste des Soldaten.

Neben diesen Denkmälern wurde Scharnhorst auch zu allen Zeiten und politischen Systemen gewürdigt. In Dortmund wurde ein ganzer Stadtteil nach ihm benannt, zahlreiche Schiffe der kaiserlichen und Reichsmarine wurden nach ihm benannt. Die Deutsche Demokratische Republik stiftete den nach ihm benannten Scharnhorst-Orden.

Auch noch heute ist der preußische Militärreformer in der Traditionspflege der Bundeswehr nicht wegzudenken. So wurde der Scharnhorstpreis als Auszeichnung für die Jahrgangsbesten der Offiziersanwärterlehrgänge des Deutschen Heeres nach ihm benannt. Die Bundeswehr wurde ganz bewusst am Geburtstage von Gerhard von Scharnhorst gelegt um an die preußischen Soldatentugenden anzuknüpfen. Mehrere Kasernen der Bundeswehr tragen seinen Namen. Auch erinnern zahlreiche Straßennamen in deutschen Städten an ihn.


Gerhard Johann David Von Scharnhorst - Encyclopedia

GERHARD JOHANN DAVID VON SCHARNHORST (1755-1813), Prussian general, was born at Bordenau near Hanover, of a farmer stock, on the 12th of November 1755. He succeeded in educating himself and in securing admission to the military academy of Wilhelmstein, and in 1778 received a commission in the Hanoverian service. He employed the intervals of regimental duty in further self-education and literary work. In 1783 he was transferred to the artillery and appointed to the new artillery school in Hanover. He had already founded a military journal which under various names endured till 1805, and in 1788 he designed, and in part published, a Handbuch fiir Offiziers in den anwendbaren Theilen der Kriegswissenschaften. He also published in 17 9 2 his Militiirische Taschenbuch fib' den Gebrauch im Felde. The income he derived from his writings was his chief means of support, for he was still a lieutenant, and though the farm of Bordenau produced a small sum annually he had a wife (Clara Schmalz, sister of Theodor Schmalz, first director of Berlin University) and family to maintain. His first campaign was that of 1793 in the Netherlands, in which he served under the duke of York with distinction. In 1794 he took part in the defence of Menin and commemorated the escape of the garrison in his Vertheidigung der Stadt Menin (Hanover, 1803),which, next to his paper Die Ursachen des Gliicks der Franzosen im Revolutionskrieg, is his best-known work. Shortly after this he was promoted major and employed on the staff of the Hanoverian contingent.

In 1795, after the peace of Basel, he returned to Hanover. He was by now so well known to the armies of the various allied states that from several of them he received invitations to transfer his services. This in the end led to his engaging himself to the king of Prussia, who gave him a patent of nobility, the rank of lieutenant-colonel and a pay more than twice as large as that he had received in Hanover (1801). He was employed, almost as a matter of course, in important instructional work at the War Academy of Berlin, he had Clausewitz (q.v.) as one of his pupils, and he was the founder of the Berlin Military Society. In the mobilizations and precautionary measures that marked the years 1804 and 1805, and in the war of 1806 that was the natural consequence, Scharnhorst was chief of the general staff (lieutenant-quartermaster) of the duke of Brunswick, received a slight wound at Auerstadt and distinguished himself by his stern resolution during the retreat of the Prussian army. He attached himself to Blucher in the last stages of the disastrous campaign, was taken prisoner with him at the capitulation of Ratkau, and, being shortly exchanged, bore a prominent and almost decisive part in the leading of L'Estocq's Prussian corps which served with the Russians. For his services at Eylau, he received the order pour le merite. It was now evident that Scharnhorst was more than a brilliant staff officer. Educated in the traditions of the Seven Years' War, he had by degrees, as his experience widened, divested his mind of antiquated forms of war, and it had been borne in upon him that a "national" army and a policy of fighting decisive battles alone responded to the political and strategical situation created by the French Revolution. The steps by which he converted the professional long-service army of Prussia, wrecked at Jena, into the national army as we know it to-day, based on universal service, were slow and laboured. He was promoted major-general a few days after the peace of Tilsit, and placed as the head of a reform commission, to which were appointed the best of the younger officers such as Gneisenau, Grolman and Boyen. Stein himself became a member of the commission and secured Scharnhorst free access to the king by causing him to be appointed aide-de-camp-general. But Napoleon's suspicions were quickly aroused, and the king had repeatedly to suspend or to cancel the reforms recommended. In 80g the war between France and Austria roused premature hopes in the patriots' party, which the conqueror did not fail to note. By direct application to Napoleon, Scharnhorst evaded the decree of the 26th of September 1810, whereby all foreigners were to leave the Prussian service forthwith, but when in 1811-1812 Prussia was forced into an alliance with France against Russia and despatched an auxiliary army to serve under Napoleon's orders, Scharnhorst left Berlin on unlimited leave of absence. In retirement he wrote and published a work on firearms, Ober die Wirkung des Feuergewehrs (1813). But the retreat from Moscow at last sounded the call to arms for the new national army of Prussia. Scharnhorst was recalled to the king's headquarters, and after refusing a higher post was made chief of staff to Blucher, in whose vigour, energy and influence with the young soldiers he had complete confidence. The first battle Liitzen or GrossG6rschen was a defeat, but a very different defeat from those which Napoleon had hitherto been accustomed to inflict. In it Scharnhorst received a wound in the foot, not in itself grave, but soon made mortal by the fatigues of the retreat to Dresden, and he succumbed to it on the 8th of June at Prague, whither he had been sent to negotiate with Schwarzenberg and Radetzky for the armed intervention of Austria. Shortly before his death he had been promoted to the rank of lieutenant-general. Frederick William III. e+s cted a statue in memory of him, by Rauch, in Berlin.

See C. von Clausewitz, Ober das Leben and den Charakter des General v. Scharnhorst H. v. Boyen, Beitrage zur Kenntnis des General v. Scharnhorst lives by Schweder (Berlin, 1865), Klippel (Leipzig, 1869) M. Lehmann (Leipzig, 1886-1888, an important work in two volumes) also Max Jahns, Gesch. der Kriegswissenschaften, iii. 2154 Weise, Scharnhorst and die Durchfiihrung der allgemeinen Wehrpflicht (1892) A. von Holleben, Der Fruhjahrsfeldzug, 1813 (1905) and F. N. Maude, The Leipzig Campaign (1908).


Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos