Nuevo

El Tajin

El Tajin


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Tajín se encuentra cerca de la costa del este de México y fue un importante centro mesoamericano que floreció entre el 900 y el 1100 d.C. Como parte de la cultura de Veracruz, la arquitectura de la ciudad también muestra influencias mayas y oaxaqueñas, mientras que el monumento más famoso de El Tajín es el espléndido templo del Clásico Temprano conocido como la Pirámide de los Nichos. El sitio cuenta con varias otras pirámides importantes, plataformas monumentales y 17 juegos de pelota, lo que justifica su estatus como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Panorama historico

El Tajín es un nombre más moderno derivado del dios de la lluvia totonaca o, más precisamente, los doce ancianos o Tajin que eran considerados señores de las tormentas y que se pensaba que vivían en las ruinas de la ciudad. La tierra fértil circundante era (y sigue siendo) ideal para el cultivo de maíz, cacao, vainilla y tabaco, una base ideal para sostener un próspero centro comercial. Existe evidencia de que El Tajín se estableció por primera vez en el siglo I d.C., y la ciudad pasó por doce fases de construcción distintas hasta el siglo XII d.C. Los primeros siglos en el sitio muestran evidencia de la influencia de Teotihuacan tanto en la cerámica como en la arquitectura, en particular con las primeras pirámides escalonadas. Los primeros juegos de pelota en el sitio aparecen alrededor del año 500 d.C. La gran pirámide más antigua que se conserva data de El Tajin V durante el siglo VI d.C. Tajin VI del 600 d.C. vio la construcción del juego de pelota norte. Desde principios del siglo VII d.C., El Tajín comenzó a conquistar los asentamientos circundantes más pequeños para establecerse como la fuerza dominante en el área. En el siglo VIII d.C., se completó la Pirámide de los Nichos y se construyó la enorme plataforma elevada de la acrópolis de Tajin Chico. El Tajín fue destruido por un incendio y abandonado alrededor del 1100 EC o incluso antes.

Muchos de los edificios son típicos del estilo clásico de Veracruz y, por lo tanto, estaban ricamente decorados con tallas en relieve que también habrían sido pintadas con colores brillantes.

Diseño y Arquitectura

El núcleo de Epiclassic El Tajin cubría unas 60 hectáreas (146 acres) y se puede dividir en dos áreas distintas, siendo la más antigua en el sur y la más nueva, conocida como Tajin Chico, en la parte norte de la ciudad. El primero está construido según los puntos cardinales de la brújula, consta de plataformas rectangulares y está dominado por la Pirámide de los Nichos. El Tajín Chico es más elevado que la parte anterior de la ciudad, y sus edificios están alineados a lo largo de un eje de noroeste a sureste de modo que el conjunto forma un ángulo de 60 grados con respecto a las estructuras del antiguo El Tajín. Se desconoce el motivo de este cambio de orientación, pero puede ser simplemente una cuestión de limitaciones geográficas. Muchos de los edificios son típicos del estilo clásico de Veracruz y, por lo tanto, estaban ricamente decorados con tallas en relieve que también habrían sido pintadas con colores brillantes. Además, El Tajín muestra técnicas de construcción avanzadas ya que muchas estructuras tienen techos de losas de concreto, el concreto líquido se ha vertido sobre marcos de madera.

Pirámide de los Nichos

La Pirámide de los Nichos fue construida en el siglo VIII d.C. y tiene 365 nichos cuadrados dispuestos simétricamente (cada uno de 60 cm de profundidad) y estos, junto con las pesadas esculturas de volutas típicas de la arquitectura de Veracruz, crean un juego de luces y sombras en constante cambio cuando el monumento toma el sol. Sin duda, entonces, la estructura tenía alguna conexión con el año solar. La pirámide tiene seis plataformas, tiene 20 metros de altura, mientras que cada lado tiene 26 metros de ancho. Una escalera ricamente decorada conduce a una pequeña estructura en la plataforma superior. Las balaustradas de la escalera están decoradas con diseños de volutas o meandros, y el conjunto muestra un diseño arquitectónico similar al Maya Copán. También es digno de mención que en la base de la pirámide se descubrió una estela que representa una figura de un gobernante de pie en relieve y es otro fuerte vínculo artístico con los mayas. Dentro de la pirámide hay una más pequeña, contemporánea con la cara exterior que originalmente estaba pintada de rojo brillante.

Tajin Chico

Construido entre los siglos IX y X d.C., Tajin Chico probablemente fue utilizado como área residencial para la aristocracia de la ciudad. Cuanto más altos están los edificios, más nuevos son, de modo que el gran edificio de plataforma de tres niveles en la colina noroeste es el más reciente, como lo demuestra la presencia de fragmentos de cerámica más antiguos en su mampostería. Construido en el siglo X d.C., originalmente tenía una columnata de seis columnas en su fachada este y se accede por una pequeña escalera con muros de contención. Las columnas llevan grabados en relieve que narran escenas de la vida de probablemente el último gobernante de El Tajin, el 13 Conejo. Una vez más, la decoración arquitectónica de varias estructuras del Tajín Chico a menudo recuerda una influencia maya, esta vez de Uxmal.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Canchas de pelota

Hay no menos de 17 campos de juego de pelota en El Tajin, un número inusualmente alto, lo que ha llevado al historiador M. E. Miller a especular que la ciudad bien pudo haber celebrado grandes festivales deportivos como los de Olimpia en la Antigua Grecia. De hecho, El Tajín parece haber sido un depósito de caucho que se utilizó para fabricar las bolas negras sólidas utilizadas en el juego de pelota mesoamericano. La mayoría de las canchas se colocaron deliberadamente de modo que las elevaciones topográficas de fondo estuvieran enmarcadas por los lados inclinados mientras se miraba hacia abajo a lo largo de la cancha.

El juego de pelota sur es de particular interés por su escultura en relieve que representa rituales, incluido el sacrificio humano. Data de entre 700 y 900 d.C., cuatro de los seis paneles en relieve (cada uno compuesto por varias losas) tienen una gran figura de esqueleto que se eleva de una olla en sus lados izquierdos. Un panel muestra a dos jugadores de pelota cortando el corazón de un tercer jugador encima del cual hay otra figura esquelética hambrienta por el alma de la víctima. Otro panel muestra un ritual guerrero con una figura central vestida como un águila de pie sobre una persona reclinada en un sofá y flanqueada por dos músicos. Todos los paneles tienen un doble marco decorativo, característica típica del arte veracruzano.


El Tajín - Magnificencia en la selva mexicana

Un antiguo centro ceremonial que los primeros exploradores españoles nunca encontraron.

Un sitio del Patrimonio Mundial de las Naciones Unidas y uno de los sitios arqueológicos más importantes de México.

Fuera de la ruta turística habitual, en el estado de Veracruz cerca del Golfo de México.

La primera vista de las ruinas fue asombrosa. El verde esmeralda de la hierba y el bosque, las texturas de las rocas, el suave gris y el frescor de la suave lluvia y la vista de varias estructuras piramidales se combinaron para acariciar los ojos e invitar a la exploración. Dimos vueltas por el enorme sitio. Se han excavado más de 30 de los más de 160 edificios conocidos por los arqueólogos. Cuanto más lejos íbamos mi esposo y yo, más asombrosos se volvían los edificios.

Me entregué a estar en un lugar con tanta vida e historia, un sentimiento tan fuerte de gente del pasado. Fue grandioso estar allí, y también un recordatorio de lo corto que será mi propio tiempo, en el gran esquema de las cosas.

La ciudad era un centro tanto espiritual como político: los dos conceptos estaban entrelazados. En lengua totonaca, tajín significa trueno, relámpago o huracán, todos los cuales pueden ocurrir con fuerza en la región, entre junio y octubre. El dios de estas fuerzas fue llamado Tajín por los totonacas.

Los eruditos en general parecen estar de acuerdo en que la mayor parte del sitio fue construido por los totonacas, quienes ocuparon una gran área geográfica en esta parte de México. La época de esplendor de El Tajín se extendió aproximadamente entre el 800 y el 1200 d.C. y probablemente involucró a una población de aproximadamente 25.000 habitantes, repartidos en un área más grande que el sitio en sí.

El Tajín fue abandonado en 1230 d.C., por razones que se desconocen, tal vez un ataque de los chichimecas, tal vez algo más. El Tajín no estaba ubicado donde estaba por razones de defensa, el sitio está completamente abierto.

En el momento de la conquista española, El Tajín estaba cubierto por la selva. En 1785, un ingeniero español llamado Diego Ruiz estaba buscando plantaciones de tabaco que los españoles querían controlar, y se encontró con la Pirámide de los Nichos. Como dice uno de los folletos, se convirtió en el primer europeo en ver El Tajín. Me gustó más esa redacción que la frase eurocéntrica más habitual, que él "descubrió".

El Tajín tiene una serie de canchas de pelota, para el juego ritual famoso por su resultado de sacrificio humano. Recuerdo mi horror cuando mi familia fue a los sitios mayas en Yucatán cuando yo tenía nueve años. Los recuerdos de esa repulsión me habían hecho preguntarme si El Tajín me daría escalofríos. Lejos de ahi. el sentido de civilización que sentí en El Tajín fue muy fuerte. El equilibrio era un concepto central para ellos, manteniendo el mundo en equilibrio entre los opuestos de la dualidad que algunos estudiosos ven como una parte importante de la cosmovisión totonaca.

Dimos vueltas y nos encontramos en un camino que iba cuesta arriba a través de la jungla. Recordando la advertencia de una guía sobre serpientes venenosas en la jungla más espesa, nos quedamos en el camino. Pronto llegamos a un pozo excavado a mano, con un letrero que pedía a la gente que no lo ensuciara, ya que se usaba para beber. Habíamos llegado a los extremos más alejados de las ruinas, y había una casa diminuta y un campo de maíz. Nos preguntamos por los pueblos originarios de ascendencia totonaca. ¿Vivieron aquí entre las ruinas de sus antepasados ​​durante todos estos siglos?

Fue delicioso ver a tan pocos turistas alrededor. Parecía que había menos de cincuenta en todo el sitio mientras estuvimos allí. Un lunes lluvioso de febrero no sacó los números que hubieran estado allí en otras ocasiones, pero aún así El Tajín está realmente fuera de los caminos turísticos trillados. Viajar a México fuera de temporada tiene sus beneficios. Algunos amigos nuestros fueron a El Tajín en el equinoccio de primavera e informaron que había miles de personas allí para ceremonias especiales.

Finalmente, regresamos al museo a la entrada de los terrenos. Charlé un rato con un joven guardia, que también era estudiante. Estaba muy bien informado sobre la historia allí. También hice una pregunta más contemporánea: ¿podríamos acampar durante la noche en el estacionamiento? Me aseguró que los turistas lo hacían a menudo y que nunca había ningún problema. Todo lo que teníamos que hacer era llegar a la hora de cierre y decirles a los dos vigilantes nocturnos que estaríamos allí.

Pasamos una agradable velada en la autocaravana, repasando las muchas fotos que habíamos tomado y leyendo un libro en español que había comprado sobre El Tajín. La comida para perros que había comprado fue útil. Había bastantes perros sueltos en el estacionamiento y en los puestos de souvenirs. Una bonita perra marrón nos adoptó rápidamente, ahuyentando a otros perros.

Quería alimentar a otros dos perritos marrones, pero incluso cuando puse dos y luego tres montones separados a cierta distancia, la perra, a quien llamamos Brownie Uno, corrió gruñendo de un montón a otro, logrando evitar que los otros dos Brownies se enfadaran. mucho. Cuando Kelly salió para encender el calentador de agua, los perros se sintieron decepcionados de que el partido que estaba sosteniendo no fuera algo para comer. Por un momento deseé poder llevarnos a Brownie One a casa con nosotros, pero sabía que nuestros dos perros en casa no la aceptarían fácilmente. Esa noche, ella durmió debajo de la casa rodante y los otros Brownies, ¿eran sus cachorros adultos? - dormí cerca. Cuando un camión pasó por el estacionamiento en la madrugada, los tres perros nos protegieron vigorosamente con sus ladridos. Viajar en México implica ver perros así en todas partes, y disfruté mucho conocer a estos perros llenos de entusiasmo.

Me pregunté si tendríamos sueños interesantes tan cerca de las ruinas, pero ninguno de los dos recordaba ninguno. Temprano en la mañana, vimos a la gente salir de las ruinas para ir al trabajo y la escuela, lo que aumenta la sensación de continuidad de la vida. Tan pronto como el sitio estuvo abierto oficialmente, Kelly despegó durante varias horas con su cámara de video. Disfruté un poco más de tiempo para perros y luego deambulé por el sitio por un tiempo.

De vuelta en el área de entrada, tenía una pregunta para un joven en la recepción con quien había hablado el día anterior. Había otro hombre con él, también con camisa blanca y pantalón beige que indicaba que eran empleados del sitio, que es administrado en forma cooperativa por el estado de Veracruz y el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Había notado el entusiasmo de todos los que trabajaban allí, no de las típicas personalidades estólidas de los guardias de los museos. & # 34Todo el que trabaja aquí parece tan interesado en el sitio, & # 34, comencé. & # 34 ¿Sois arqueólogos? & # 34 Pensé que podrían ser estudiantes de posgrado.

No, dijo el anciano, no eran arqueólogos. El más joven explicó que ellos mismos eran totonacas. Hablaban totonaco en sus casas, desde la infancia. Estas grandes ruinas fueron creaciones de sus antepasados. Dijo un par de otras cosas que no pude entender del todo. Estaba mejorando en el seguimiento del español hablado y ellos hablaban con más claridad que la mayoría, probablemente debido a su exposición a otros extranjeros. Pero aún así, rara vez entendí el 100% de una conversación.

Salimos de El Tajín con una sensación de inmensa satisfacción, una sensación de haber sido muy enriquecidos. Resultaría ser uno de los puntos culminantes de todo nuestro viaje a México.

Rosana Hart ha viajado a México muchas veces. Su sitio web, www.mexico-with-heart.com, contiene el texto completo de un libro que escribió sobre viajar a México, así como información y consejos de viaje sobre una variedad de ciudades mexicanas populares entre los turistas.

Rosana Hart

Rosana Hart escribe sobre cosas que sabe: vivir en México, adiestrar perros, vida simple, criar llamas, la ciencia ficción de su padre Cordwainer Smith, cómo iniciar un pequeño negocio con muy poco dinero, fotografía y más. Ella está trabajando en sus memorias. Como bibliotecaria convertida en escritora, editora y webmaster, le encanta el poder de Internet para unir a las personas.


El Tajín: fotografías y dibujos de Michael Kampen

1 de agosto de 2018 & # 8211 10 de marzo de 2019 | El Tajín es un sitio arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ubicado en el norte de Veracruz, México, una de las ciudades más grandes e importantes de la era clásica de Mesoamérica.

¿Interesado en ver esta exposición? Compre un boleto para visitar nuestras dos ubicaciones.

Acerca de la exposición

El Tajín es un sitio arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ubicado en el norte de Veracruz, México, una de las ciudades más grandes e importantes de la era clásica de Mesoamérica. Es el hogar de cientos de esculturas talladas que se han deteriorado con el tiempo debido a la lluvia ácida y la erosión eólica. Los dibujos creados por el Dr. Michael Kampen, ahora profesor emérito jubilado de historia del arte, son las mejores representaciones que existen de las esculturas del sitio en El Tajín.

Las fotografías en blanco y negro que tomó van desde vistas de todo el sitio hasta esculturas individuales. Debido a la naturaleza dañada de las esculturas, las representaciones fotográficas no eran ideales para un examen académico. Kampen escaló las fotografías y, a partir de las fotografías, creó una tinta meticulosa en dibujos de líneas de vitela, lo que permitió que las imágenes en las esculturas desgastadas se volvieran más identificables. Hay más de 250 dibujos y, si bien muchos son fragmentos como las esculturas en sí, un número considerable ilustra imágenes figurativas notables que ofrecen la oportunidad de explorar la cultura y la civilización de El Tajín. Esta instalación se centra en una selección de dibujos y fotografías creados por Kampen y utilizados para ilustrar su tesis doctoral. Las Esculturas de El Tajín.

El Dr. Kampen enseñó historia del arte durante muchos años en UNC-Charlotte, es autor de numerosos textos de historia del arte, entre ellos Arte más allá de Occidente, un texto estándar en el arte no occidental, y actualmente vive en Asheville, Carolina del Norte. Su libro, Las Esculturas de El Tajín, ha sido la única fuente para los estudiosos de sus meticulosos dibujos. Esta exposición permite que algunos de los dibujos se vean por primera vez al público en su tamaño real.

Esta exposición se ofrecerá en inglés y español.
La exposición de la biblioteca y Kampen # 8217 fue creada por el pasante de la biblioteca Stephen Garza como un proyecto de pasantía para obtener créditos para su licenciatura de UNC-Charlotte.


La pirámide de los nichos

Shutterstock.

Se cree que la pirámide más prominente de la ciudad de El Tajín se completó en el siglo VIII d.C. Cuenta con 365 nichos cuadrados colocados simétricamente, cada uno de los cuales tiene 60 centímetros de profundidad. Cada uno de estos nichos, junto con las pesadas tallas de pergaminos, crean un juego de luces y sombras en constante cambio cuando el monumento es alcanzado por la luz del sol. Los arqueólogos creen que los nichos de la pirámide, y la estructura en general, están profundamente conectados con el año solar.

La pirámide es una pirámide escalonada que consta de siete estructuras superpuestas y se eleva 20 metros de altura. Cada uno de sus lados mide 26 metros y una escalera bellamente decorada conduce a una pequeña estructura similar a un templo en su cima.


Preguntas frecuentes sobre El Tajín

El sitio está rodeado por un exuberante paisaje verde.

¿Dónde está El Tajín?

El Tajín es un sitio arqueológico prehispánico en el estado de Veracruz, en el centro de México, a 50 km tierra adentro del Golfo de México. El Tajín se encuentra a unos 10 km al oeste de la ciudad de Papantla, a 255 km al noroeste de la ciudad de Veracruz y a unos 285 km al noreste de la Ciudad de México (por carretera).

¿Qué tan grande es El Tajín?

El sitio central de El Tajín cubre alrededor de 10 kilómetros cuadrados (4 millas cuadradas), aunque pueden haber existido casas más pequeñas (aún sin excavar) mucho más allá de estos límites. El área abierta a los turistas hoy en día es de alrededor de 146 acres. En su apogeo, unas 20.000 personas habrían vivido aquí, pero el sitio está deshabitado hoy.

¿Cuál es la historia de El Tajín?

El Tajín fue fundado en el siglo I d.C. por una civilización conocida como “Veracruz Clásica”, aunque se sabe poco sobre las personas que lo construyeron, la mayoría de las teorías apuntan a los huastecos o los totonacas. La ciudad floreció entre el 600 y el 1200 d.C., gobernando gran parte del actual estado de Veracruz. Se cree que El Tajín fue destruido en el siglo XIII por un incendio, probablemente como resultado de un ataque de los chichimecas. Papantla fue establecida por los totonacas poco después, y El Tajín fue abandonado gradualmente a la selva. Los españoles "redescubrieron" las ruinas en 1785, pero la excavación a gran escala y la limpieza de la jungla solo comenzaron en la década de 1930.

¿Cómo llego a El Tajín?

La mayoría de los turistas visitan El Tajín desde la tranquila ciudad de Papantla, a 10 km al oeste; es un lugar más pequeño pero mucho más agradable para alojarse que la industrial Poza Rica, que se encuentra a 18 km al noroeste de El Tajín. Los minibuses circulan entre Papantla y las ruinas (alrededor de 15 pesos) desde el 16 de Septiembre, detrás del Hotel Tajín. Los taxis también son abundantes en Papantla y esperarán en las ruinas por una tarifa adicional.

Detalles de pirámide únicos.

Hay un pequeño aeropuerto en Poza Rica, 30 km al norte de El Tajín, que en el pasado ha sido atendido por Aeromar con un vuelo diario desde y hacia la Ciudad de México - con la probable quiebra de Aeromar no hay planes para vuelos en las cercanías futuro.Los taxis desde el aeropuerto cobrarán al menos 350 pesos solo para llegar a Poza Rica, y mucho más a El Tajín. De lo contrario, los aeropuertos más cercanos están en Veracruz y Ciudad de México; tome un autobús desde cualquiera de estos a Papantla. Los autobuses de primera clase desde la Ciudad de México tardan alrededor de 5 horas desde Veracruz, son alrededor de 4 horas.

Es posible realizar un recorrido organizado (con transporte en autobús incluido) desde Veracruz, pero dado el tiempo de conducción, no se recomienda. Es mucho mejor viajar de forma independiente y pasar la noche en Papantla.

¿Y Uber?

Uber no está disponible en el área de El Tajín y Papantla; en su lugar, negocie con los taxistas regulares.

¿Puedo manejar a El Tajín?

Conducir desde EE. UU. Es posible: es un viaje sencillo de 740 kilómetros (460 millas) desde Brownsville, Texas. Sin embargo, se debe tener cuidado al elegir una ruta, ya que los estados fronterizos mexicanos sufren altos niveles de violencia por drogas; definitivamente debe evitarse conducir de noche. Los vehículos extranjeros también necesitan un “Permiso de Importación Temporal de Vehículo” mexicano, arreglado en la frontera. También es posible alquilar un automóvil en Veracruz y conducir desde allí (alrededor de 4 horas sin parar). El estado de Veracruz es generalmente seguro para los turistas, pero no se recomienda alquilar un automóvil para los conductores mexicanos por primera vez.

¿Necesito coche en El Tajín?

No. El sitio en sí es solo para peatones y lo suficientemente pequeño como para explorarlo a pie.

La Pirámide de Los Nidos, con 365 ventanas, sirve como calendario solar con un templo en la parte superior.

¿Cuándo es la mejor época para visitar El Tajín?

Diciembre a abril, cuando el clima es cálido y relativamente seco. El Tajín tiene un clima tropical: es muy caluroso de marzo a mayo y húmedo y lluvioso de junio a octubre. El sitio puede estar ocupado durante las vacaciones mexicanas o durante los meses de invierno, especialmente los domingos, pero sigue siendo uno de los sitios mesoamericanos menos visitados del país.

¿Dónde hospedarme en El Tajín?

No hay alojamiento en El Tajín o sus alrededores, por lo que alojarse en Papantla tiene más sentido para comenzar temprano y tener el sitio para usted solo. Sin embargo, no hay muchas opciones, con la mejor opción Hotel Tajín (hoteltajin.mx/en), con vista a la ciudad, una pequeña piscina y un restaurante decente. El Provincia Express (en Juan Enríquez 103-A) es una alternativa más barata y conveniente, aunque un poco básica, justo en la plaza principal con aire acondicionado y wi-fi.

¿Cuáles son las mejores cosas para hacer en El Tajín?

Hay una razón principal para venir aquí: las antiguas ruinas mayas de El Tajín (oficialmente "Zona Arqueológica El Tajín"), algunas de las más vírgenes de México, aunque también puedes ver los famosos "voladores" justo afuera de la entrada principal. Estos "hombres voladores" suben a una pequeña plataforma en lo alto de un poste de 30 metros de altura antes de que cuatro de ellos vuelvan en espiral hacia la tierra con cuerdas mientras el quinto toca la flauta y el tambor. Es un antiguo ritual mesoamericano que bien vale la pena ver: los espectáculos son gratuitos, pero se espera dar una propina de 20 pesos.

¿Cómo son las instalaciones?

La entrada principal al sitio cuenta con una avenida de tiendas de souvenirs y artesanías, así como muchos lugares para comer y beber (los vendedores también deambulan por el sitio principal, pero abastecerse de agua antes de entrar, por si acaso). Los baños también están aquí; no hay otros baños en el sitio.

¿Qué moneda se utiliza en El Tajín?

El peso mexicano (a menudo prefijado con un signo "$") es la moneda de México y se usa en El Tajín; los proveedores en el sitio y sus alrededores pueden aceptar dólares estadounidenses (aunque a tipos de cambio bajos), aunque la entrada al sitio en sí se pagará en pesos.
Traiga mucho dinero en efectivo en pesos para compras pequeñas como agua embotellada y bocadillos.

¿El Tajín es seguro?

Si. El estado de Veracruz y El Tajín mismo han evitado la violencia del narcotráfico que ha afectado a otras partes de México y, en general, está libre de delitos menores.


El Tajin - Historia

Máscara de arcilla de Teotihuacan 1B.C - 900 A.D.

México en el período Clásico (200 aC - 900 dC) existieron tres culturas dominantes: Teotihuacan, Monte Albain y la Maya. La más importante fue el enorme complejo de Teotihuacan & # 39 El lugar de los Dioses & # 39 como se le llamaba. por los aztecas, quienes creían que fue construida por una raza de gigantes. Se encuentra a 30 millas de la Ciudad de México. La ciudad medía más de 12 millas cuadradas, en cuyo núcleo había un centro ceremonial que ocupaba 2 millas cuadradas. uno de los más grandes del mundo en ese momento, con una población estimada en 200,000 y que se asombró por las siguientes culturas. En su apogeo entre 150 y 450 d.C., Teotihuacan controlaba un área desde el norte de México hasta Guatemala. A pesar de su grandeza, sus gobernantes permanecen en el anonimato, en ningún lugar se han descubierto sus retratos y no se han encontrado escritos inscritos en su gran ciudad. Quizás sus registros escritos se hicieron en corteza. Debido a la falta de registros escritos, se desconoce el idioma y la identidad étnica de los teotihuacanos.

Misterio de Teotihuacan - Pyramids Mexico & quot El lugar de nacimiento de los dioses & quot

El nombre de Teotihuacan ("lugar de nacimiento de los dioses") fue dado por los aztecas siglos después de la caída de la ciudad.

En su apogeo en la primera mitad del primer milenio EC, Teotihuacan fue la ciudad más grande de las Américas precolombinas. En este momento puede haber tenido más de 100.000 habitantes, lo que la coloca entre las ciudades más grandes del mundo en este período. La civilización y el complejo cultural asociado con el sitio también se conoce como Teotihuacan o Teotihuacano. Aunque es un tema de debate si Teotihuacan fue el centro de un imperio estatal, su influencia en toda Mesoamérica es una evidencia bien documentada de la presencia de Teotihuacano, si no un control político y económico absoluto, que se puede ver en numerosos sitios en Veracruz y la región maya. La etnia de los habitantes de Teotihuacan también es tema de debate. Los posibles candidatos son las etnias nahua, otomí o totonaca. Los estudiosos también han sugerido que Teotihuacan era un estado multiétnico.

La historia temprana de las personas que construyeron Teotihuacan es oscura, pero en el 200 a. C. Surgieron como la cultura principal en el Valle de México. Su ciudad cuidadosamente planificada se trazó en una escala de cuadrícula. La vía principal, la & quot; Avenida de los Muertos & # 39 & # 39; tenía 150 pies de ancho y atravesaba el corazón de la ciudad. Los aztecas creían que eran tumbas, lo que inspiró el nombre de la avenida. Ahora se sabe que son plataformas ceremoniales que fueron coronadas con templos.

El monumento más famoso es la Pirámide del Sol, que se eleva a una altura de 215 pies. Fue construida alrededor del año 150 d.C. Tenía un templo en la parte superior. Se ha ubicado una cueva sagrada debajo de la Pirámide del Sol, que puede tener alguna relación con la creencia mesoamericana sobre la creación del mundo. La Pirámide del Sol cubre aproximadamente la misma área que la Gran Pirámide en Egipto, pero solo la mitad de su superficie. altura .

La población del campo circundante probablemente fue obligada a vivir en la ciudad. La gente común vivía en enormes complejos de apartamentos para 60 a 100 personas con patios abiertos y comunes.

Templo de Teotihuacan para la serpiente emplumada Quetzalcoatal (la criatura con apariencia de dragón es Quetzalcoatal) al lado está Tlaloc. Haga clic aquí para ampliar la imagen.

El dios principal era Quetzalcoatl, la serpiente emplumada. El Dios de la ciudad ha sido llamado la Gran Diosa, de cuyas manos amarillas fluían corrientes de conchas y jade, quizás símbolos de fertilidad y riqueza Hacia el 650 d.C. su poder se debilitó, posiblemente debido a razones agrícolas o climáticas y la ciudad fue saqueada por sus enemigos. y fue casi completamente abandonada alrededor del año 750 d. C. Los primeros edificios en Teotihuacán datan del 200 a. C., y la pirámide más grande, la Pirámide del Sol, se completó en el 100 d. C.

Este libro analiza si los símbolos en Teotihuacan son un sistema de escritura o no.

Un mural llamado Paraíso de Tlaloc (el dios del agua), uno de los primeros murales en México.

La ciudad era un centro industrial, hogar de muchos alfareros, joyeros y artesanos. Teotihuacan es conocido por producir una gran cantidad de artefactos de obsidiana. Desafortunadamente, no se sabe que exista ningún texto antiguo no ideográfico de Teotihuacano (o que haya existido), pero las menciones de la ciudad en inscripciones de ciudades mayas muestran que la nobleza teotihuacana viajó y quizás conquistó a gobernantes locales tan lejanos como Honduras. Las inscripciones mayas mencionan a un individuo apodado por los eruditos como "Búho lanzador de lanzas", aparentemente gobernante de Teotihuacan, quien reinó por más de 60 años e instaló a sus parientes como gobernantes de Tikal y Uaxactún en Guatemala.

DVD Explora las ruinas de la antigua metrópolis y el complejo ceremonial de

Teotihuacan en el valle de México y explica cómo era la vida de las personas que vivían allí.

Cuando Teotihuacan colapsó, quedaron tres ciudades en el centro de México, estas fueron Cholula, una ciudad santa en el estado de Puebla, Xochicalco en Morelos y El Tajín en Veracruz. Probablemente eran estados clientes de Teotihuacan. Cholula siguió siendo un centro regional de importancia. El centro de Cholula estaba dominado por una enorme pirámide, la más grande del mundo. Estaba dedicado a Quetzalcoatl. En volumen total, era mayor que la Pirámide de Keops.

Viaja a la Gran pirámide de cholula

Cholula, a las afueras de la ciudad de Puebla, es el sitio de la enorme pirámide de Cholula (La Gran Pirámide de Cholula). En los días previos a la conquista española, Cholula era una ciudad sagrada y también un importante centro comercial. Cuando Hernán Cortés la vio, declaró que era la ciudad más hermosa fuera de la propia España. El área probablemente ha estado habitada por más de 3000 años, y la pirámide original puede tener más de 2000 años.

Hasta el momento de la caída del imperio azteca, los príncipes aztecas todavía eran ungidos formalmente por un sacerdote cholulano de una manera que recuerda, y quizás incluso análoga, a la forma en que algunos príncipes mayas parecen haber venido a Teotihuacan en busca de algún tipo de formalización de su gobierno. En el momento de la llegada de Hernán Cortés, Cholula ocupaba el segundo lugar después de la capital azteca, Tenochtitlan (actual Ciudad de México) como la ciudad más grande del centro de México, posiblemente con una población de hasta 100,000 personas. Además del gran templo de Quetzalcoatl y varios palacios, la ciudad contaba con 365 templos.

Video sobre la ZONA ARQUEOL & OacuteGICA CHOLULA

Ruinen der Pyramide von Xochicalco Carl Nebel 1839

Para ver una imagen más grande, haga clic aquí.

Xochicalco se construyó por primera vez alrededor del 200 a. C. y muestra influencias de Teotihuacan y los mayas. A diferencia de Teotihuacan, fue fortificado con fosos y parapetos, tal vez debido a los ataques olmecas. La mayor parte de su notable arquitectura fue construida entre 700 y 1000 d.C. En su apogeo, la ciudad pudo haber tenido una población de hasta 20.000 personas.

Xochicalco, Morelos, México

Xochicalco, Morelos, México. Una fascinante ciudad precolombina con una explicación del aparentemente extraño calendario de 260 días & quotMaya & quot.

El Tajín como apareció en su apogeo. Haga clic aquí para ampliar la imagen.

El Tajín tuvo mucha influencia en la costa del Golfo, luego de la caída de Teotihuacán, fue la más poderosa de las tres grandes áreas urbanas. La famosa pirámide, vista arriba tiene un nicho para cada día del año. a principios del siglo XIII, momento en el que, según la tradición, la ciudad fue conquistada e incendiada por invasores chichimecas.

El Taj & iacuten es un sitio arqueológico precolombino y una de las ciudades más grandes e importantes de la era clásica de Mesoamérica. Parte de la cultura clásica de Veracruz. El sitio arqueológico es conocido por los totonacas locales, cuyos ancestros también pudieron haber construido la ciudad, como El Tajácuten, que se decía que significaba "trueno o relámpago". Relacionado con esto está su creencia de que doce antiguas deidades de la tormenta, conocidas como Taj & iacuten, todavía habitan en las ruinas. El Taj & iacuten fue inscrito como Patrimonio de la Humanidad en 1992.

La 'Pirámide de los Nichos', una obra maestra de la arquitectura antigua mexicana y estadounidense, revela el significado astronómico y simbólico de los edificios ''. Se puede ver una réplica del templo al final de la película Desde el atardecer hasta el amanecer de Quentin. Tarantino. El sitio es uno de los más importantes de México y el más importante del estado de Veracruz. El pueblo totonaca residía en las regiones costeras y montañosas del este de México en el momento de la llegada de los españoles en 1519. estados de Veracruz, Puebla e Hidalgo. Son uno de los posibles constructores de la ciudad precolombina de El Taj & iacuten, y además mantienen barrios en Teotihuac & aacuten.

Video de las Pirámides de El Taj & iacuten

El juego de pelota ollama, era extremadamente importante para los mesoamericanos de esta región y todos los centros principales tenían uno o más juegos de pelota. La longitud de la cancha podía variar, en una pared había un anillo de piedra en el que se intentaba golpear una pelota de goma de veinte centímetros sin usar las manos. Algunos juegos tenían un significado religioso, y el equipo perdedor era sacrificado.


Estalagmita esqueleto revela habitantes humanos en México hace al menos 13,000 años

Un esqueleto humano prehistórico encontrado en la península de Yucatán tiene al menos 13.000 años y muy probablemente data de un período glacial al final de la edad de hielo más reciente, el Pleistoceno tardío. Un equipo de investigadores germano-mexicano dirigido por el profesor Dr. Wolfgang Stinnesbeck y Arturo González González ahora ha fechado el esqueleto fósil basado en una estalagmita que creció en el hueso de la cadera.

"Los huesos de la cueva Chan Hol cerca de la ciudad de Tulúm descubiertos hace cinco años representan uno de los hallazgos más antiguos de huesos humanos en el continente americano y son evidencia de un asentamiento inesperadamente temprano en el sur de México", dice el profesor Stinnesbeck, quien es un científico de la tierra en la Universidad de Heidelberg. Los resultados de la investigación se han publicado ahora en PLOS ONE.

Buzo de cuevas flotando en uno de los grandes pasillos decorados del sistema de cuevas del Cenote Chan Hol en México. ( Alison Perkins / Proyecto submarino )

El asentamiento temprano de las Américas es un tema de controversia. Una hipótesis de larga data afirmaba que la primera migración tuvo lugar hace 12.600 años a través de un corredor sin hielo entre los glaciares norteamericanos en retirada, a través del puente terrestre de la era de hielo de Bering entre Siberia y Alaska. En los últimos años, sin embargo, esta teoría está siendo cuestionada cada vez más por nuevos hallazgos de América del Norte y del Sur. Indican que la gente llegó allí antes, explica el profesor Stinnesbeck. Sin embargo, estos hallazgos fueron en su mayoría artefactos o hogares abiertos, y su edad se fechó utilizando el sedimento que contenían. Hasta ahora, ha sido extremadamente raro encontrar huesos humanos mayores de 10,000 en cualquier lugar de las Américas.

El Puente Terrestre de Beringia (Bering) es la ruta aceptada para las primeras migraciones a las Américas. ( CC BY SA 3.0 )

Las cuevas llenas de agua cerca de Tulúm en Yucatán, una península que separa el Golfo de México del Mar Caribe, ofrecen un área rica para hallazgos. Ya se han documentado siete esqueletos humanos prehistóricos en el intrincado sistema de cuevas cerca de la costa en la parte oriental de la península, algunos de ellos fechados previamente por otros investigadores. Las cuevas a lo largo de la costa caribeña de Yucatán no se inundaron hasta el aumento mundial del nivel del mar después de la edad de hielo. Contienen información arqueológica, paleontológica y climática escondida allí desde la época anterior a la inundación, que está muy bien conservada, según Wolfgang Stinnesbeck.

Un cenote en Tulum, México. (Christine Rondeau / CC BY 2.0 )

Sin embargo, fue difícil determinar con exactitud la edad del material esquelético humano utilizando la datación por radiocarbono convencional, porque el colágeno de los huesos se había lavado por completo debido al largo período de permanencia en el agua. Por lo tanto, el profesor Stinnesbeck y su equipo germano-mexicano de científicos y arqueólogos de la tierra eligieron otro método. Al fechar una estalagmita que había crecido en el hueso de la cadera, pudieron reducir la edad de los huesos humanos de la cueva de Chan Hol.

El análisis de los isótopos de uranio-torio dio al esqueleto una edad mínima de 11.300 años. Sin embargo, los datos climáticos y de precipitación almacenados en la estalagmita mostraron una edad claramente mayor. Es medible en términos de proporciones de isótopos de oxígeno y carbono y se comparó con datos de "archivo ambiental" de otras partes de la tierra. Con al menos 13.000 años de edad, el habitante de la cueva de Chan Hol probablemente data de los Dryas más jóvenes. "Representa uno de los esqueletos humanos más antiguos de América. Nuestros datos subrayan la gran importancia de los hallazgos de la cueva de Tulúm para el debate sobre el asentamiento del continente", dice el profesor Stinnesbeck.

El sitio arqueológico de Chan Hol II antes del saqueo. La flecha apunta a la estalagmita CH-7 analizada por los investigadores. ( Nick Poole y Thomas Spamberg )

Según el científico de la tierra de Heidelberg, la enorme urbanización y el crecimiento del turismo en esta región amenazan los archivos paleontológicos y arqueológicos conservados en las cuevas. Poco después del descubrimiento del esqueleto humano en febrero de 2012, el lugar del hallazgo fue saqueado, buzos desconocidos robaron todos los huesos que yacían en el suelo de la cueva. Solo unas pocas fotos y pequeños fragmentos de huesos dan testimonio hoy de la situación original del hallazgo. El hueso de la cadera investigado por el equipo de investigadores germano-mexicano solo escapó de ser robado gracias a la protección proporcionada por el sinterizado de cal dura como una piedra de la estalagmita.

Antes y después del saqueo en el sitio de la cueva en México. (Stinnesbeck et al) Solo alrededor del 10% del esqueleto permaneció en el sitio, incluida la pelvis cubierta por estalagmitas.

Imagen superior: Esqueleto humano prehistórico en la cueva Chan Hol cerca de Tulúm en la península de Yucatán antes de ser saqueada por buzos desconocidos. Fuente: Tom Poole / Liquid Jungle Lab

El artículo, originalmente titulado " Huesos humanos en el sur de México: estalagmita revela su edad como 13.000 años " fue publicado originalmente elCiencia diaria .

Fuente: Wolfgang Stinnesbeck, Julia Becker, Fabio Hering, Eberhard Frey, Arturo González González, Jens Fohlmeister, Sarah Stinnesbeck, Norbert Frank, Alejandro Terrazas Mata, Martha Elena Benavente, Jerónimo Avilés Olguín, Eugenio Aceves Núñez, Patrick Zell, Michael Deininger. Los primeros pobladores de Mesoamérica se remontan al Pleistoceno tardío. MÁS UNO , 2017 12 (8): e0183345

Orígenes antiguos

Este es el equipo de Ancient Origins, y esta es nuestra misión: “Inspirar el aprendizaje de mente abierta sobre nuestro pasado para mejorar nuestro futuro a través del intercambio de investigación, educación y conocimiento”.


  • Gafas de sol
  • Poncho de lluvia (por si acaso)
  • Sombrero para protegerse del sol tropical
  • Zapatos cómodos para caminar
  • Gafas de sol
  • Poncho de lluvia (por si acaso)
  • Sombrero para protegerse del sol tropical
  • Zapatos cómodos para caminar

Nota: Para su protección, su guía turístico tendrá un botiquín de primeros auxilios básico para cualquier golpe y rasguño menor imprevisto. También tendrá los números de emergencia de los centros médicos locales.


El Tajín

El Tajín es un sitio arqueológico precolombino en el sur de México y es una de las ciudades más grandes e importantes de la era clásica de Mesoamérica. Como parte de la cultura clásica de Veracruz, El Tajín floreció entre el 600 y el 1200 d.C.y durante este tiempo se construyeron numerosos templos, palacios, juegos de pelota y pirámides. Desde la caída de la ciudad, en 1230, hasta 1785, ningún europeo parece haber sabido de su existencia, hasta que un inspector del gobierno encontró por casualidad la Pirámide de los Nichos.

El Tajín fue nombrado Patrimonio de la Humanidad en 1992, debido a su importancia cultural y su arquitectura. Esta arquitectura incluye el uso de nichos decorativos y cemento en formas desconocidas en el resto de Mesoamérica. Su monumento más conocido es la Pirámide de los Nichos, pero otros monumentos importantes son el Grupo Arroyo, los Juegos de Pelota Norte y Sur y los palacios de Tajín Chico. En total, se han descubierto 20 campos de juego de pelota en este sitio (los últimos 3 se descubrieron en marzo de 2013). Desde la década de 1970, El Tajín ha sido el sitio arqueológico más importante de Veracruz para los turistas, atrayendo a más de 650,000 visitantes al año.

También es el sitio del Festival Cumbre Tajin anual, que se lleva a cabo cada mes de marzo con eventos culturales indígenas y extranjeros, así como conciertos de músicos populares.

Localización

El sitio está ubicado en México en las tierras altas del municipio de Papantla en la actual Veracruz, no lejos de la ciudad de Poza Rica, que se encuentra al noroeste del puerto y la ciudad de Veracruz. La ciudad está ubicada en las montañas bajas y onduladas que van desde la Sierra Madre Oriental hasta la costa del Golfo cerca del río Tecolutla. En la antigüedad, esta ciudad estaba ubicada en la esquina noreste de lo que se llama Mesoamérica, y controlaba un área entre los ríos Cazones y Tecolutla hasta el moderno estado de Puebla. La ciudad principal está definida por dos arroyos que se unen para formar el Arroyo de Tlahuanapa, un afluente del río Tecolutla. Estos dos arroyos abastecían de agua potable a la población. La mayoría de los edificios se encuentran en el extremo sur, donde el terreno es relativamente plano y los dos arroyos convergen. El sitio se extiende hacia el noroeste donde se construyeron terrazas para colocar más edificios, principalmente para la élite de la ciudad. Sin embargo, la ciudad también tenía comunidades ubicadas en las colinas al este y oeste de la ciudad principal, con viviendas en su mayoría de clase baja. El sitio total se extiende por 1.056 hectáreas (4.08 millas cuadradas).

El área es selva tropical, con un clima húmedo cálido del tipo Senegal. La temperatura promedio para el año es de 35 ° C con posibles huracanes de junio a octubre. También se ve afectado por un fenómeno meteorológico llamado "nortes". Son frentes fríos con vientos que vienen del norte y bajan por las costas de Tamaulipas y Veracruz. El sitio no tiene asentamientos importantes ubicados a su lado. A su alrededor se encuentran campos de tabaco, plataneras, colmenares y plantaciones de vainilla. El asentamiento más cercano de cualquier tamaño real es Papantla.

Cuando fue redescubierto por la burocracia en 1785, el sitio era conocido por los totonacas locales, cuyos ancestros también pudieron haber construido la ciudad, como El Tajín, que se decía que significaba “de trueno o relámpago”. Relacionado con esto está su creencia de que doce antiguas deidades de la tormenta, conocidas como Tajín, aún habitan en las ruinas. Sin embargo, una serie de mapas indígenas que datan de la época de la conquista española, encontrados en las cercanías de Tihuatlán y ahora conocidos como Lienzos de Tuxpan, sugieren que la ciudad podría haber sido llamada "Mictlan" o "lugar de los muertos", un denominación común para los sitios antiguos cuyos nombres originales se han perdido. Este nombre también aparece en la Matricula de Tributos, un registro de tributos aztecas sobreviviente, que luego formó parte del Codex Mendoza. Esto, por tanto, puede estar ligado a otra acepción totonaca reivindicada para El Tajín: “lugar de los seres o espíritus invisibles”.

Historia de la ciudad

Los estudios de cronología en Tajín y sitios cercanos muestran que el área ha sido ocupada al menos desde el 5600 a.C. y mostrar cómo los cazadores y recolectores nómadas eventualmente se convirtieron en agricultores sedentarios, construyendo sociedades más complejas antes del surgimiento de la ciudad de El Tajín. El ritmo de esta progresión social se hizo más rápido con el surgimiento de la civilización olmeca vecina alrededor del 1150 a.C., aunque los olmecas nunca estuvieron aquí en gran número. No está claro quién construyó la ciudad. Algunos argumentan a favor de los totonacas y los xapanecas, sin embargo, hay una cantidad significativa de evidencia de que el área estaba poblada por huastecos en el momento de la fundación del asentamiento. En el siglo I d.C. La construcción monumental comenzó poco después y hacia el año 600 d.C., El Tajín era una ciudad. El rápido ascenso del Tajín se debió a su posición estratégica a lo largo de las antiguas rutas comerciales mesoamericanas. Controlaba el flujo de commodities, tanto de exportaciones como vainilla como de importaciones de otros lugares en lo que hoy es México y Centroamérica. Desde los primeros siglos abundan los objetos de Teotihuacan.

Desde el 600 al 1200 d.C., El Tajín fue una ciudad próspera que eventualmente controló gran parte de lo que hoy es el moderno estado de Veracruz. La ciudad-estado estaba muy centralizada, y la ciudad misma tenía más de cincuenta etnias viviendo allí. La mayor parte de la población vivía en los cerros que rodeaban la ciudad principal, y la ciudad obtenía la mayor parte de sus alimentos de las áreas de Tecolutla, Nautla y Cazones. Estos campos no solo producían alimentos básicos como maíz y frijoles, sino también artículos de lujo como el cacao. Uno de los paneles de la Pirámide de los Nichos muestra una ceremonia que se lleva a cabo en un árbol de cacao. La religión se basaba en los movimientos de los planetas, las estrellas y el Sol y la Luna, teniendo el juego de pelota mesoamericano y el pulque partes sumamente importantes. Esto llevó a la construcción de muchas pirámides con templos y diecisiete juegos de pelota, más que cualquier otro sitio mesoamericano. La ciudad comenzó a tener una gran influencia a partir de esta época, que se puede ver mejor en el sitio vecino de Yohualichan, cuyas construcciones muestran los tipos de nichos que definen a El Tajín. La evidencia de la influencia de la ciudad se puede ver a lo largo de la costa del Golfo de Veracruz hasta la región maya y en el altiplano del centro de México.

Al final del período Clásico, El Tajín sobrevivió al colapso social generalizado, migraciones y destrucciones que obligaron al abandono de muchos núcleos de población al final de este período. El Tajín alcanzó su apogeo después de la caída de Teotihuacan y conservó muchos rasgos culturales heredados de esa civilización. Alcanzó su apogeo en el Epi-Clásico (900-1100 d.C.) antes de sufrir la destrucción y la invasión de la jungla.

El Tajín prosperó hasta los primeros años del siglo XIII, cuando fue destruido por un incendio, presuntamente iniciado por una fuerza invasora que se cree eran los chichimecas. Los totonacas establecieron el cercano asentamiento de Papantla tras la caída de El Tajín. El Tajín fue abandonado a la selva y permaneció tapado y en silencio por más de 500 años. Si bien la ciudad había estado completamente cubierta por la jungla desde su desaparición hasta el siglo XIX, es poco probable que los pueblos nativos perdieran por completo el conocimiento del lugar. La evidencia arqueológica muestra que existía un pueblo aquí en el momento en que llegaron los españoles y que los totonacas siempre han considerado el área sagrada. Sin embargo, no hay registros de ningún europeo sobre el lugar antes de finales del siglo XVIII.

Historia de su redescubrimiento

En 1785, un funcionario de nombre Diego Ruiz tropezó con la Pirámide de los Nichos, mientras buscaba plantaciones clandestinas de tabaco violando el monopolio real en esta zona aislada poco visitada por las autoridades. Hizo un dibujo de la pirámide e informó de su hallazgo a una publicación llamada Gaceta de México. Afirmó que los nativos habían mantenido el lugar en secreto. La publicación de la existencia de la pirámide en la Gaceta influyó en los círculos académicos de Nueva España y Europa, atrayendo la atención de los anticuarios José Antonio Alzate y Ramírez y Ciriaco Gonazlez Carvajal, quienes escribieron sobre ella. También ganó el interés de varios académicos, quienes compararon la pirámide con las construcciones de la antigua Roma. La pirámide fue anunciada además por el italiano Pietro Márquez en Europa y por Alexander von Humboldt.

Desde su descubrimiento por los europeos, el sitio ha atraído visitantes durante dos siglos. El arquitecto alemán Charles Nebel visitó el sitio en 1831 y fue el primero en detallar gráfica y narrativamente la Pirámide de los Nichos, así como las ruinas cercanas de Mapilca y Tuzapan. También fue el primero en especular que la pirámide era parte de una ciudad más grande. Sus dibujos y descripciones se publicaron en un libro llamado Voyage pittoresque et archéologique publicado en París en 1836.

Los primeros arqueólogos llegaron al sitio a principios del siglo XX e incluyeron a Teobert Maler, Edward Seler, Francisco del Paso y Troncoso y Herbert y Ellen Spinden. Con el descubrimiento de petróleo en la zona llegaron carreteras que se construyeron y mejoraron desde la década de 1920 hasta la de 1940. Esto permitió una investigación más intensiva del área. En 1935-38, Agustín García Vega realizó el primer mapeo, desmonte y exploración formales. El primer edificio que se limpió por completo de la vegetación de la jungla fue la Pirámide de los Nichos. Finalmente limpió 77 acres (310,000 m2), descubrió más edificios y propuso que se llamara "La Ciudad Arqueológica de El Tajín". A partir de 1938, los trabajos de excavación y reconstrucción fueron patrocinados por el INAH y encabezados por José García Payón, destapando plataformas, juegos de pelota y parte de Tajín Chico con sus palacios. Continuó explorando el sitio durante 39 años hasta su muerte en 1977 a pesar de los desafíos de trabajar en la jungla y la falta de fondos. Para entonces, había descubierto la mayoría de los edificios principales y había establecido que Tajín era una de las ciudades más importantes del México antiguo. En la década de 1970, el sitio era uno de los pocos en el estado de Veracruz que atraía a un número significativo de turistas. De 1984 a 1994, Jürgen K. Brüggemann construyó sobre la obra de García Payón, descubriendo 35 edificios más. Se cree que solo se ha descubierto la mitad del sitio arqueológico de El Tajín.

Patrimonio de la Humanidad

El Tajín fue inscrito como Patrimonio de la Humanidad en 1992, debido a su importancia histórica y arquitectura e ingeniería. “Su arquitectura, única en Mesoamérica, se caracteriza por elaborados relieves tallados en las columnas y el friso. La & # 8216Pirámide de los Nichos & # 8217, una obra maestra de la arquitectura antigua mexicana y estadounidense, revela el significado astronómico y simbólico de los edificios ". El sitio es uno de los más importantes de México y el más importante del estado de Veracruz.

Su importancia se debe a su tamaño y formas únicas de arte y arquitectura. Los límites de las áreas residenciales de la ciudad aún no se han definido, pero todo el sitio se estima en 2.640 acres (10,7 km2). Hasta la fecha, solo alrededor del cincuenta por ciento de los edificios de la ciudad han sido excavados, revelando una serie de plazas, palacios y edificios administrativos dentro de un área de dos millas cuadradas. A diferencia de los patrones de cuadrícula altamente rígidos de las ciudades antiguas en las tierras altas centrales de México, los constructores de El Tajín diseñaron y alinearon edificios como unidades individuales. Aquí hay varias características arquitectónicas que son únicas en el lugar o que se ven raramente en Mesoamérica. Los adornos en forma de nichos y trastes escalonados son omnipresentes, decorando incluso contrafuertes utilitarios y paredes de plataforma. Los trastes escalonados se ven en otras partes de Mesoamérica, pero rara vez hasta este punto. El uso de nichos es exclusivo de El Tajín.

Un aspecto notable de la construcción en El Tajín es el uso de cemento vertido en formas. Los fragmentos de techo sobrevivientes del Edificio C en la sección Tajín Chico son un ejemplo de construcciones de techo de cemento. Debido a la falta de vigas u otros materiales para apuntalarlo, este techo tuvo que ser muy grueso para sostenerse. Para aligerar la carga y unir las capas de cemento, se mezclaron piedras pómez y fragmentos de cerámica con el cemento. El cemento no se podía verter de una vez, sino en capas sucesivas. Se ha sugerido que los edificios se rellenaron con tierra para sostener el techo mientras se vertía y se secaba. Los techos terminados tenían casi un metro de espesor y eran casi perfectamente planos. Si bien este tipo de techo de cemento es común en los tiempos modernos, era único en el mundo mesoamericano. Se han encontrado impresiones de cestas, envoltorios de tamales y otros artículos en el cemento seco. El cemento vertido se utilizó en el único edificio de dos pisos en el sitio, el Edificio B, como techo y como separador entre la planta baja y la planta superior. El único otro ejemplo conocido de construcción de dos pisos se encuentra en los territorios mayas. Otra característica compartida solo con los mayas es el uso de una pintura azul claro. (wikerson45) Otra característica exclusiva de El Tajín es que varias de las residencias tienen ventanas colocadas para permitir que la brisa fresca entre en los días calurosos.

Si bien los juegos de pelota son comunes en Mesoamérica, El Tajín se distingue por tener diecisiete. Dos de estos juegos de pelota contienen paneles esculpidos que representan el juego de pelota y su significado ritual. El más impresionante de estos paneles está en el Juego de Pelota Sur, que contiene imágenes de deidades del inframundo y un jugador de béisbol decapitado para acercarse a los dioses y pedir pulque para su pueblo.

Desde que se convirtió en un sitio del Patrimonio Mundial, se han realizado esfuerzos de investigación y conservación para promover el conocimiento y proteger el sitio. Ha habido una serie de proyectos de investigación, así como proyectos de reconstrucción y proyectos para hacer más accesible el sitio a los visitantes. Sin embargo, el director afirma que se necesita hacer más para conservar el sitio, especialmente sus frágiles murales, y para equilibrar las necesidades de los turistas con la necesidad de conservar el sitio en general. Cada año desde 1992, el número de visitantes al sitio aumenta, que ahora asciende a 653.000 al año.

La contaminación del aire de las plataformas de extracción de petróleo y las centrales eléctricas a lo largo de la costa provoca altos niveles de lluvia ácida en la región, que está erosionando los relieves intrincadamente tallados en los edificios de piedra caliza blanda "a un ritmo alarmante", según Humberto Bravo, de la Universidad de México & # 8217s Centro de Ciencias Atmosféricas en 2007.

Grandes monumentos

La entrada y el museo de sitio

La entrada al sitio se encuentra en el extremo sur. Al ser nombrada Patrimonio de la Humanidad en 1992, se han incorporado nuevas instalaciones a esta zona, como cafetería, servicios de información, parque y oficinas administrativas. El museo de sitio también se encuentra aquí. Además, la Danza de los Voladores se promulga en la entrada del sitio y se considera un requisito para los visitantes. Los voladores aparecen cada media hora en el poste y el círculo se erige justo afuera de la puerta principal.

El parque se llama Parque Takilhsukut y está ubicado aproximadamente a un km fuera del sitio propiamente dicho. Es una moderna instalación con el objetivo de ser un centro de identidad indígena de Veracruz. Cubre 17 hectáreas con una capacidad de 40.000 personas. Alberga ferias, convenciones y otros eventos, incluida parte del festival cultural anual Cumbre Tajín que se celebra en marzo. También hay instalaciones para talleres, exposiciones, terapias alternativas, seminarios y ceremonias.

El museo de sitio se divide en dos partes: un edificio cerrado y un área techada que cubre grandes fragmentos de esculturas de piedra. La sala cerrada es para objetos más pequeños que se han encontrado durante los años en que se ha explorado el sitio, la mayoría provenientes de la Pirámide de los Nichos. Uno de los objetos más interesantes que se exhiben es un altar del Edificio 4. Es una gran losa de piedra esculpida para representar a cuatro individuos de pie en pares con una figura de serpientes entrelazadas entre los dos pares. Las serpientes representan el marcador del juego de pelota llamado tlaxmalacatle en la época azteca. Las principales exhibiciones del área cubierta son los fragmentos recuperados del Edificio de las Columnas, con algunos parcialmente reensamblados. Uno cuenta la historia de 13 Conejo, un gobernante de El Tajín que probablemente hizo construir el edificio. La escena muestra una procesión dual con 13 Conejo sentado en un trono de madera y sus pies sobre una cabeza cortada. Al frente hay una víctima de sacrificio con sus entrañas colgando de un marco. 13 El glifo del nombre de Conejo aparece arriba, así como un asistente llamado 4 Axe. El resto de la procesión consiste en guerreros que llevan cautivos por el pelo.

Grupo Arroyo

Esto se llama Grupo Arroyo porque dos arroyos lo rodean en tres lados. Esta área es una de las secciones más antiguas de la ciudad y tiene más de 86,100 pies cuadrados (8,000 m2). Está flanqueado por cuatro edificios altos, llamados Edificios 16, 18, 19 y 20, que fueron coronados por templos. Las escaleras conducen desde el piso de la plaza hasta los templos de arriba. A diferencia del resto de la ciudad, estos cuatro edificios son uniformes en altura y casi simétricos. Las pirámides aquí son primitivas en comparación con el resto del sitio, con nichos que no están tan finamente formados. Las pirámides este y oeste del grupo del arroyo tenían cada una tres templos en la parte superior. Otra característica inusual es que esta plaza no tiene estructuras más pequeñas como edificios o altares para dividir el espacio. Se ha determinado que este era el mercado de la ciudad debido al gran espacio de la plaza para puestos y para una deidad que se encuentra aquí y que está relacionada con el comercio. La deidad comerciante que se encuentra aquí tiene características más en común con este tipo de deidad en las tierras altas centrales de México que con Tajín. El mercado que llenaba esta plaza consistía en puestos hechos con palos y telas que ofrecían productos regionales como la vainilla así como productos de otras partes de Mesoamérica como pieles de jaguar, aves exóticas como el loro y el guacamayo y plumas de quetzal. Aquí también se vendían esclavos para el servicio y el sacrificio. Al oeste del edificio en el lado sur hay una gran cancha de pelota con lados inclinados y frisos esculpidos que representan al dios Quetzalcóatl. Cuando cayó la ciudad, la mayoría de las esculturas en esta área fueron destrozadas o desfiguradas y algunas se reutilizaron como piedra de construcción.

La pirámide de los nichos

Esta pirámide tiene varios nombres que incluyen, El Tajín, Pirámide de Papantla, Pirámide de las Siete Historias y el Templo de los Nichos. Se ha convertido en el centro de atención del sitio debido a su diseño inusual y buen estado de conservación. También fue prominente en la antigüedad. De esta pirámide se recuperó una gran cantidad de esculturas. El edificio está construido principalmente con losas cuidadosamente cortadas y elaboradas, la mayor de las cuales se estima en unas ocho toneladas métricas de peso. Las piedras, especialmente alrededor de los nichos, se encajan entre sí para necesitar una cantidad mínima de mortero de cal y tierra. La estructura originalmente estaba cubierta de estuco que sirvió de base para la pintura.

La pirámide tiene siete pisos. Cada uno de estos consiste en una pared de base inclinada llamada talud y una pared vertical llamada tablero, que era bastante común en Mesoamérica. Lo inusual de esta construcción y otras en la ciudad es la adición de nichos decorativos con la parte superior coronada por lo que José García Payón llamó una “cornisa voladora”, un voladizo triangular. Las piedras están dispuestas en líneas controladas y proporciones delicadas. Originalmente, la estructura estaba pintada de rojo oscuro con los nichos en negro con la intención de profundizar las sombras de los nichos empotrados. Los nichos también se encuentran debajo de la escalera a lo largo de la cara este, lo que indica que la escalera fue una adición posterior. Los nichos de la estructura original, sin contar los de la escalera posterior, suman 365, el año solar. En la parte superior de la pirámide había tablillas enmarcadas por grotescos dragones-serpiente.

La función ritual del edificio no es principalmente de calendario. Los nichos profundos imitan cuevas, que durante mucho tiempo se han considerado pasajes al inframundo, donde residen muchos de los dioses. Las cuevas, especialmente aquellas con manantiales, se han considerado sagradas en gran parte de México y las ofrendas de flores y velas son tradicionales. Ya a mediados del siglo XX, todavía se podían encontrar restos de velas de cera de abejas en el primer nivel de esta pirámide. Existe la creencia popular de que cada nicho contenía un ídolo o efigie, pero el trabajo arqueológico aquí lo ha descartado. La parte más importante de la estructura era el templo que estaba en la cima de esta pirámide, sin embargo, este fue completamente destruido y se sabe poco sobre cómo podría haber sido.

La escultura del templo es en gran parte fragmentaria. Las tablillas más grandes tienen representaciones del dios de la lluvia, o un gobernante vestido como la deidad, involucrado en varias escenas rituales o mitológicas. Este parece haber sido el dios más importante de la cultura, ya que se encuentran otras representaciones en otros lugares del sitio. Su aparición aquí subyace al significado de esta pirámide. La escalinata al templo está adornada a los lados con trastes, que se denominan xicalcoliuhqui. Se cree que simboliza un rayo y, si bien es común en Mesoamérica, es un motivo muy prominente aquí. Estos trastes probablemente fueron pintados de azul como lo estaban en otros edificios, donde se han encontrado restos de pintura. En lo alto de la escalera probablemente había dos grandes estelas tridimensionales. Uno ha sobrevivido casi intacto y ahora se encuentra en el museo de sitio. Fuera de las escaleras y hacia el este desde la pirámide hay grandes piedras redondas con agujeros en el medio, en las que probablemente se colocaron estandartes. El interior de la pirámide es rocas y tierra. Este relleno se cuela entre las paredes inclinadas que se convierten en los talud de cada nivel de la pirámide. Enterrado debajo de todo esto hay un estricto más pequeño con talud pero sin nichos.

La pirámide está flanqueada por dos estructuras más pequeñas llamadas Edificio 2 y Edificio 4. Ambas son pequeñas plataformas en forma de templo. El edificio 4 contiene una estructura más pequeña y antigua en su interior que puede estar entre las estructuras más antiguas del sitio.

Tajin Chico

Tajin Chico es una porción de varios niveles del sitio que se extiende de norte a noroeste desde las partes más antiguas de la ciudad hasta una colina. Gran parte de esta sección se creó utilizando cantidades masivas de vertedero. Es una inmensa acrópolis compuesta por numerosos palacios y otras estructuras civiles. Aquí hay relativamente pocos templos. También se defiende más fácilmente que otras partes de la ciudad. Tajin Chico se llama así porque inicialmente se pensó que era un sitio separado pero relacionado. Ahora se sabe que pertenecía al centro de la ciudad. Sin embargo, como el término ya estaba en la literatura sobre el sitio, se ha quedado.

El edificio C no era un templo, pero su función no está del todo clara. Los edificios cercanos A y B eran palacios. Es probable que este edificio fuera utilizado por sacerdotes o gobernantes para recibir visitantes, peticionarios y otros. El techo del Edificio C tenía más de 150 m2 (1,600 pies cuadrados) de tamaño y cubría dos habitaciones en el lado oeste, así como la habitación principal que se abría hacia el este a través de cinco pilares. Todo el exterior del edificio está cubierto de trastes escalonados, con estos trastes dispuestos para dar la apariencia de nichos. Para promover este efecto, el interior de los trastes se pintó de rojo oscuro y la parte exterior de azul claro, similar al turquesa. La amplia escalera oriental también fue pintada con motivos de volutas en forma de nubes.

El edificio B es una estructura de dos pisos que se utilizó como residencia y se clasificó como palacio. Como otras estructuras cercanas, su cubierta es una gruesa losa de cemento y hay otra losa que separa la planta baja y la planta alta. La entrada al edificio desde la plaza era a través de una escalera dividida, que conducía a una única habitación de 32 por 24 pies (9,8 por 7,3 m) de tamaño. Este espacio está roto por seis pilares de piedra y cemento que sostienen el piso de arriba. Estas columnas se engrosaron con el tiempo, ya que se hizo evidente que tenían refuerzos más fuertes para el peso de los dos pisos. Al piso superior se accede por una estrecha escalera. Este piso es más espacioso aunque aquí también hay columnas. Este es el único palacio de varios pisos que se encuentra fuera de las áreas mayas.

El edificio A tiene dos niveles, trastes escalonados y nichos y recuerda a las estructuras que se encuentran en Yucatán. Sin embargo, el nivel inferior del edificio no son habitaciones sino una base sólida. El nivel inferior está adornado con grandes paneles rectangulares que parecen haber sido pintados de rojo. La entrada está en el lado sur del edificio y es bastante elaborada. El nivel superior contiene un pasillo que recorre todo el perímetro y varias habitaciones. El nivel superior también estaba adornado con trastes escalonados y pergaminos. Estos fueron pintados de amarillo, azul, rojo y negro. Los paneles del interior fueron pintados con murales, de los cuales solo se conservan fragmentos. En el lado este y oeste de los pasillos hay entradas a las habitaciones, dos habitaciones interconectadas a cada lado del edificio. El edificio A está construido sobre edificios más antiguos que fueron enterrados cuando se rellenó esta área, algunos aspectos del edificio, como los contrafuertes, sufrieron daños debido al asentamiento donde no hay edificios debajo. La fachada muestra una falsa escalera y balaustradas de trastes escalonados rematados por hornacinas. Se desconoce si la similitud entre este edificio y la Pirámide de los Nichos indica una relación entre los dos. Las escaleras falsas estaban originalmente adornadas con motivos de volutas hechos con pintura azul y amarilla, pero queda muy poco. En el centro de la escalera falsa hay verdaderas escaleras que conducen hacia arriba bajo un arco hasta el primer nivel del palacio.

El Edificio de las Columnas domina la parte más alta del Tajín Chico. Forma parte de uno de los últimos conjuntos edificatorios construidos en El Tajín. Estos edificios están situados en una plataforma-terraza con contornos naturales y rellenos de espacios. La otra estructura de esta plataforma se denomina Anexo o Edificio de los Túneles, ya que está conectada con el Edificio de las Columnas por un pasillo. Detrás de estos edificios hay una gran plaza con pequeñas estructuras bajas en sus bordes. Este edificio recibe su nombre de las columnas que adornaban la fachada este de la estructura. Las columnas se hicieron apilando círculos cortados de losa. Luego, la superficie de las columnas fue esculpida con escenas que celebraban a un gobernante llamado 13 Conejo, quien probablemente mandó construir esta estructura. La mayoría de los restos de estas columnas se exhiben en el museo de sitio. Esta estructura también contaba con un techo de cemento, que se arqueaba en la zona del “pórtico” entre las columnas y las habitaciones interiores. Hay un patio interior y profusamente decorado, con trastes escalonados, otros símbolos en piedra y cemento que fueron pintados. Este complejo fue uno de los últimos en construirse y también muestra evidencia de incendio y otros daños por la caída de la ciudad.

Justo al este de Tajin Chico hay un área del fondo del valle. Hay numerosos edificios en esta sección, pero muchos no son accesibles para los visitantes debido a la falta de senderos y muchos aún no se han explorado. Dos se han explorado parcialmente. El primero es el Gran Xicalcoluihqui o Gran Recinto. Se trata de una pared, que desde arriba forma un traste escalonado gigante y encierra unos 12.000 m2 (129.000 pies cuadrados). Esta estructura es única entre los sitios mesoamericanos y contiene dos o tres juegos de pelota pequeños. Los lados del recinto están formados por una esbelta plataforma con lados inclinados y hornacinas independientes, asemejándose a la Pirámide de los Nichos. Hay más de cien nichos en esta pared, divididos por varias entradas. La otra estructura es el Gran Juego de Pelota, la cancha más grande de El Tajín. Se ubica en la esquina noroeste del Gran Xicalcoluihqui y en la base del Tajín Chico. Tiene lados verticales y mide aproximadamente 213 pies (65 m) de largo. A diferencia de otras canchas de pelota, no hay paneles tallados y no se han asociado esculturas a esta estructura.

Edificios 3, 23, 15 y 5

El Edificio 3 o el Templo Azul tiene algunas características que lo distinguen de otras pirámides en el sitio. Excepto por seis bancos en la escalera y en la parte superior de las balaustradas, probablemente adiciones posteriores, no hay nichos. Los siete pisos de la pirámide están compuestos por muros de suave pendiente divididos en paneles de diferentes anchos. El lado norte sin reconstruir tiene una gran hendidura hecha por saqueadores antes de que el sitio fuera protegido por guardias. No se conoce ninguna escultura procedente de este edificio y no queda nada del templo en la parte superior. El edificio se cubrió de cemento varias veces a lo largo de su historia, y cada capa de este cemento se pintó de azul en lugar del rojo más común. Se pueden ver restos de esta pintura en parte de la escalera y en el lado que mira hacia el este hacia el Edificio 23. El azul se asocia con mayor frecuencia con el dios de la lluvia, pero no hay otra evidencia que lo respalde.

Si bien el Templo Azul fue una construcción bastante temprana, la pirámide contigua al Edificio 23 se construyó muy tarde en la historia de Tajin. Consta de cinco pisos en talud casi vertical sin nichos. La escalera original fue destruida y luego reelaborada a su forma actual. El divisor en el centro es un contrafuerte para mantener el relleno detrás de las escaleras en su lugar. Las escaleras están hechas de una mezcla de cal, arena y arcilla sin núcleo de piedra. El interior del edificio está compuesto de piedra suelta, en su mayoría cantos rodados de río redondeados. En la parte superior, allí se ubicaba el templo, hay una serie de almenas escalonadas que parecen almenas medievales europeas.

Justo al sur de los Edificios 3 y 23 se encuentra el Edificio 15, que solo está parcialmente excavado. Está orientado al oeste y parece tener una función civil muy parecida al Edificio C en Tajín Chico. Tiene escaleras en los lados este y oeste que conducen a la parte superior del segundo nivel. El tercer piso comienza con un muro de nichos y sin escaleras visibles. Los dos niveles inferiores están adornados con nichos más grandes, al igual que la parte superior del divisor de escaleras. Debajo de los nichos más grandes hay una línea de siete paneles. Debajo del cuarto panel, se encontró un panel más antiguo. Una excavación más profunda encontró una estructura más vieja y dañada que estaba cubierta por la estructura visible. Este edificio está pensado para el último construido con nichos.

El edificio 5 se considera el más majestuoso del sitio de El Tajín. Si bien se encuentra junto a la Pirámide de los Nichos, su atractivo visual no se pierde para su vecino más famoso. Está ubicado en el centro de un complejo piramidal y consiste en una pirámide truncada que se eleva desde una plataforma de más de 32,000 pies cuadrados (3,000 m2) de tamaño. El acceso al primer nivel de la pirámide, que está bordeado de nichos, se realiza a través de una sola escalera en el lado oeste o una escalera doble en el lado este. El acceso a la cima de la pirámide, donde una vez estuvo el templo, se realiza a través de una escalera doble en el lado este. La parte superior de la pirámide contiene dos plataformas, ambas decoradas con trastes escalonados. Entre los dos juegos de escaleras en el primer nivel en el lado este hay una escultura de alta línea de columnas. Había sido arrojado desde lo alto de la pirámide en la antigüedad y roto. Los arqueólogos lo reensamblaron en el lugar donde fue encontrado. La escultura es similar en estilo a los yugos de piedra tallada de Veracruz. La figura parece ser una representación alegórica de una figura sentada con la parte superior del torso cortada y un cráneo por cabeza. Los brazos sostienen una forma de serpiente y el cuerpo contiene pergaminos, lo que puede significar sangre de sacrificio. Los pequeños edificios que rodean esta pirámide están destinados a complementarla. Sin embargo, el del lado noreste ha sido completamente destruido debido a un sendero centenario que se usaba cuando esta área todavía era jungla.

Los campos de juego de pelota norte y sur

El North Ballcourt está construido con tres capas de grandes losas de piedra. Hay seis paneles tallados con escenas rituales y un friso ornamental que recorre ambas paredes. La cancha mide 87 pies (27 m) de largo, lo que se considera inusualmente pequeño y tiene paredes verticales en lugar de inclinadas. Probablemente sea una de las estructuras más antiguas de Tajín.

Algunas partes de los paneles y frisos están gastadas hasta el punto de que grandes áreas están incompletas. Los cuatro paneles finales tienen escenas relacionadas con el ritual del juego de pelota que resultan en súplicas a los dioses. Los paneles centrales representan a los dioses respondiendo o realizando un ritual propio. Aparecen formas variantes del dios del pulque sobre cada uno de los paneles de los extremos, lo que sugiere que la bebida era una parte importante del ritual. Los paneles sureste, este y noroeste muestran una regla en un trono. El panel suroeste tiene una figura vestida como un águila sentada en una tina de líquido, probablemente pulque, y siendo alimentada por una figura femenina a la izquierda y un macho a la derecha. El panel central norte deteriorado muestra dos figuras con las piernas cruzadas una frente a la otra. Uno está sentado en un trono y el otro junto a una tinaja de pulque. En el centro hay dos serpientes entrelazadas que parecen tener la forma de un tlaxmalactl o marcador de juego de pelota. Los frisos que recorren los bordes superiores del patio están compuestos por figuras de volutas entrelazadas, cada una de las cuales contiene un elemento central de una cabeza y un ojo. Muchos tienen tocados de plumas y atributos de reptil y algunos son humanos.

El Juego de Pelota Sur, al igual que el Juego de Pelota Norte, solo tiene paredes verticales que están esculpidas. Los paneles esculpidos en estas paredes permanecen en gran parte intactos y muestran paso a paso cómo se jugaba aquí el juego de pelota, con ceremonias, sacrificios y la respuesta de los dioses. La cancha tiene una alineación general de este a oeste y mide 198 pies (60 m) de largo y 34,5 pies (10,5 m) de ancho. Los espectadores podían ver los eventos desde el Edificio 5 al norte y el Edificio 6 al sur, así como desde las gradas construidas en un lado de la cancha. El patio está hecho de piedras de hasta diez toneladas de peso, muchas de las cuales proceden de fuera del valle. Una vez que se construyeron los muros del patio, se esculpieron seis paneles en las esquinas y centros de los dos muros. Los paneles de los extremos muestran escenas del propio juego de pelota y los paneles centrales muestran las respuestas de los dioses.

El panel sureste ilustra el ritual de apertura cuando el participante principal se viste elaboradamente y se le entrega un paquete de lanzas. Esto es parte de una actividad inicial antes de que comience el juego. Pasando por alto esta escena está la deidad de la muerte que se levanta de una tina de líquido, tal vez pulque. Los glifos sobre la deidad la identifican con el planeta Venus. A continuación está el panel suroeste en el que se representa una preparación ceremonial diferente. El participante principal está en decúbito supino en una especie de sofá. Dos músicos tocan un tambor de caparazón de tortuga y sonajeros de arcilla. Una figura vestida como un águila baila al frente mientras una deidad esquelética vuela por encima y la deidad de la muerte se eleva del líquido. El panel noroeste muestra el comienzo del juego de pelota. Dos participantes están parados en el centro de la cancha con rollos de discurso que salen de sus bocas. Uno sostiene un cuchillo grande en su mano izquierda y gesticula con la derecha. Entre ellos hay barras entrelazadas, el símbolo del juego de pelota y una pelota. En sus cinturas están los atavíos protectores y rituales que son muy similares a los yugos de piedra, palmas y hachas comunes en los entierros de élite. Detrás de los jugadores hay dos figuras, una con una cabeza de ciervo, que están mirando desde las paredes de la cancha, así como la deidad de la muerte nuevamente arriba. El panel noreste indica que se ha jugado el juego y que uno de los participantes está a punto de ser sacrificado al cortarle la cabeza. Las tres figuras están todas vestidas con las prendas y los símbolos del juego de pelota. La figura del centro tiene los brazos retenidos por el de la izquierda. La figura de la derecha sostiene un cuchillo grande que está en el cuello de la figura central. Hay rollos que indican el discurso del sacrificio, así como una representación del dios esquelético.

Después de este punto, los paneles tratan sobre la respuesta de los dioses. El panel norte central representa la continuación del ritual en la otra vida y muestra cómo los eventos del juego conectan a la sociedad de El Tajín con los dioses. En el centro de la escena hay un templo con los dioses de la lluvia y el viento sentados en la parte superior y una tina de líquido en su interior. El jugador sacrificado aparece aquí, entero y con una olla bajo el brazo. Señala la tina y se dirige al dios de la lluvia. El líquido está protegido por un chacmool reclinado, que está hablando. Lo que se solicita es pulque, indicado por un glifo que indica el origen mítico de la bebida y una imagen dividida del dios del pulque sobre la escena. En el panel central sur se representa una escena después de que el jugador de pelota sacrificado haya recibido el pulque con el mismo templo, glifos y representación del dios pulque. Las diferencias son una representación de la luna como un conejo, el dios de la lluvia frente al templo y el nivel del líquido en la tina bajado. El dios de la lluvia se muestra en un rito de auto sacrificio pasando una púa por parte de su pene. La sangre cae en la tina y se vuelve a llenar con pulque.

El evento Cumbre Tajín

El Cumbre Tajin es un festival artístico y cultural anual que se lleva a cabo en el sitio en marzo. La Cumbre Tajín se considera una fiesta de identidad de los totonacas, a quienes se considera los guardianes de El Tajín. Los eventos incluyen aquellos tradicionales de la cultura totonaca, así como artes modernas y eventos de culturas tan lejanas como el Tíbet. Algunos de los eventos incluyen conciertos musicales, vivencia de un temazcal, eventos teatrales y visita nocturna a El Tajín, con un total de más de 5.000 actividades. Muchos de los eventos culturales, artesanales y gastronómicos ocurren en el adyacente Parque Takilhsukut, que se encuentra justo en las afueras del sitio arqueológico. En 2008, 160.000 asistieron al evento en el que participaron Fito Páez, Ximena Sariñana y Los Tigres del Norte. El treinta por ciento de los ingresos que genera el evento se destina a becas para jóvenes totonacas.

En 2009, el evento agregó el Encuentro Internacional de Voladores (Encuentro Internacional de Voladores). Durante cinco días, voladores de varios lugares actúan en los postes erigidos en el sitio. El objetivo no es solo ver los diferentes disfraces y estilos de los grupos sino compartir experiencias sobre el ritual de la fertilidad. Los voladores vienen de lugares tan lejanos como San Luis Potosí y Guatemala.

La Cumbre Tajín ha sido criticada por su énfasis en espectáculos modernos más que en eventos culturales. Una crítica es la iluminación de pirámides de noche sin ningún tipo de instrucción histórica cultural. La crítica es que le falta el respeto al sitio y al pueblo totonaca. También se teme que una gran cantidad de visitantes al sitio por eventos como conciertos con nombres como Alejandra Guzmán dañen el sitio. Sin embargo, el Centro de Artes Indígenas de Veracruz afirma que trabaja muy duro para preservar y promover la cultura totonaca a través del evento, patrocinando eventos como la cocina tradicional, la pintura y el ritual de los Voladores.


Zona Arqueológica y Museo El Tajín

El Tajín es la ciudad mesoamericana prehispánica más importante de la costa norte de Veracruz. Su influencia abarca las cuencas de los Ríos Cazones y Tecolutla desde la Sierra Norte de Puebla, donde se aprecia claramente su influencia en la zona arqueológica de Yohualichan, hasta la llanura costera del Golfo de México.

Desde el punto de vista urbano en El TajínSe privilegiaron los grandes espacios abiertos delimitados por templos y pistas. Además de las decoraciones con hornacinas, relieves y pintura mural.Una de las construcciones más interesantes es la denominada Pirámide de los Nichos, así llamada porque los tableros que componen sus fachadas estaban decorados con hornacinas que suman un total de 365, razón por la cual ha recibido atención por parte de estudiosos en los calendarios mesoamericanos. y cosmovisión.

El Tajín es la ciudad con mayor número de juegos de pelota: 17, lo que se ha interpretado como una necesidad dada la diversidad cultural que, según la época, pudo habitar la ciudad.

Cronología: 300 a 1200 d.C. C. Ubicación cronológica principal: Epiclásico, 600 a 900 d.C. C.

Existen cinco accesos principales: del sureste (proveniente de Veracruz, Ver.), Del norte (proveniente de Tampico, Tamaulipas), del oeste (proveniente de la Ciudad de México, DF), del suroeste (proveniente de la ciudad de Puebla, Puebla) y al sur (procedente de Xalapa, Veracruz). Cualquiera que sea la ruta, se toma la carretera estatal que conduce a la comunidad de El Chote, son aproximadamente 10 kilómetros hasta donde se ubica la entrada de la zona arqueológica. El visitante puede llegar al sitio en transporte público.


Ver el vídeo: El Tajin, Pre-Hispanic City UNESCONHK (Octubre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos